Avanzarán con la relocalización de las familias de Bajo Hondo

0
29

La situación de los vecinos de la localidad de Bajo Hondo por el momento permanece controlada tras la llegada del caudal de agua proveniente del dique Las Pirquitas, según adelantaron las autoridades municipales a cargo del operativo de resguardo, y ahora desde el Ejecutivo municipal se anticipó que los moradores de las viviendas deberán ser relocalizados.

El secretario de Obras Públicas, Eduardo Niederle, aseguró que las condiciones de habitabilidad de la zona de Bajo Hondo se han modificado radicalmente en los últimos años y que esta situación obliga al municipio a tomar medidas de impacto para evitar que la integridad de los vecinos se vea afectada por nuevas inundaciones.

“Dialogué con el intendente Raúl Jalil y fue claro sobre todo el escenario: lo prioritario es que los vecinos puedan estar resguardados en esta situación y que el municipio pueda darles garantías sólidas de vivienda y seguridad. Por esta razón vamos a finalizar el proyecto de reubicación de las familias”, aseguró el secretario tras supervisar el panorama en Bajo Hondo junto al resto del gabinete municipal que llegó al lugar.

Niederle explicó que las condiciones del dique Las Pirquitas por la cantidad de sedimento acumulado y la menor capacidad de almacenamiento de agua, obliga a abrir las compuertas en plazos menores de tiempo y esto impacta en las localidades río abajo. “Antes las compuertas de dique se abrían cada 4 o 5 años, ahora se abren todos los años y el caudal de agua que baja representa un peligro para los vecinos de Bajo Hondo”.

Cabe recordar que durante las inundaciones de finales de febrero de 2017, el municipio debió desplegar un importante operativo de contención que involucró a todas las áreas municipales, entre ellos la secretaría de Salud que puso un tráiler sanitario fijo para diagnosticar y evitar enfermedades.

La recurrencia de la apertura de compuertas, para Niederle, también tiene otras causales que se deben considerar. “No podemos dejar de lado la circunstancia de un cambio marcado en el clima catamarqueño; antes no se registraban temporadas de verano tan húmedas y con tantas lluvias, esto es parte de un cambio climático que nos afecta y que debemos abordar cuanto antes en materia de prevención y seguridad para los vecinos”, enfatizó Niederle sobre la situación general de precipitaciones en Catamarca y el resto de la región.

Sobre las posibilidades de la relocalización, el secretario de Obras Públicas explicó que el primer paso a tomar es la terminación del proyecto de trabajo que permita determinar qué espacios se deberán usar, bajo qué modalidades, y además contemplar las erogaciones presupuestarias para ejecutarlo.

“La instrucción del intendente Jalil es avanzar con este proyecto por el bien de los vecinos. Una vez terminado el proyecto analizaremos la inversión que se debe realizar y si el municipio está en condiciones de afrontarlo por sí sólo o si deberá recurrir a gestiones con organismos nacionales. De cualquier manera, el objetivo es el mismo: la integridad de los vecinos de Bajo Hondo”, aseguró Niederle.

Comenta Esta Noticia !

comentarios