Nada para festejar !!

0
2212

Por Juan Carlos Ledesma

Pasado el proceso electoral del domingo 22 de octubre, el gobierno de la provincia con Lucia Corpacci, el corpaccismo bobo (mesa chica del FJPV), más el intendente de la capital no tienen nada para festejar, por más que quieran mostrar otra cosa de cara a los medios y la militancia y dirigencia política.

Lo cierto y claro es que el frente gobernante hizo un pésima elección y los grandes perdedores son la gobernadora de la provincia Lucia Corpacci y el Intendente de la Capital Raúl Jalil con sus respectivos gabinetes provincial y municipal.

Luego de haberse impuesto en las PASO por casi 30.000 votos en la provincia y 10.000 en la capital el Frente Justicialista Para la Victoria caminaba tranquilo hacia lo que ellos entendían un seguro triunfo en las elecciones generales del 22 de octubre, en el medio paso la elección en Ancasti, donde ningunearon a un candidato que saco nada más y nada menos que 600 votos y así les fue, perdieron la intendencia de Ancasti que tanto le costo al peronismo y al extinto Octavio Gutierrez, en muy escaso tiempo tiraron todo por la borda y dejaron que el FCyS-Cambiemos volviera a conducir la municipalidad de Ancasti.

Luego de ello, quisieron hacer lo que no hacen desde hace mucho tiempo, que es hablar y convocar a la militancia y dirigencia política del peronismo, cual es la que deberían recostarse de manera permanente dándole el rol histórico y haciéndola parte de un gobierno que se parece más a un gobierno de oligarcas y conservador que de un gobierno peronista, progresista y popular.

Esta claro que no puede el gobierno provincial y municipal dejar de lado y prescindir de quienes durante 20 años fueron parte fundamental de la oposición al FCyS y sostenimiento fundamental del peronismo.

La interna peronista se hizo notar

El gobierno de manera equivocada creyó que solo o con los casuales socios podía ganar la elección, pero el pueblo que es muy sabio le dio una clara lección y los ubico en la palmera.

De ahora en más, Lucia Corpacci, Raúl Jalil y sus respectivos entornos deberán hacer una rápida y muy clarita lectura de los resultados, para poder tomar decisiones acertadas y ajustadas a una realidad que por más que no les guste es una realidad incontrastable.

Cual es, la de realizar una fuerte convocatoria a todos los sectores que han sido parte históricamente del triunfo del 13 de Marzo del 2011 y que tienen un fuerte sentido de pertenencia al peronismo, de lo contrario va a continuar por el camino de la desunión y esta torpeza le puede costar muy caro en las elecciones donde se juega el poder en la provincia.

Cada militante y dirigente peronista hizo sentir la disconformidad en un sin fin de cuestiones que atañe al gobierno provincial y que no solo tiene que ver con el trato personal sino también al manejo y las decisiones que se toman al incorporar ex funcionarios del FCyS en desmedro de muchísima militancia y dirigencia que esta afuera del gobierno por el que han trabajado y militado, aunque parece no importarles a las altas autoridades gubernamentales.

El FCyS-Cambiemos no tenia nada atrayente para mostrar y aún así, hizo una elección excelente

Por el lado del FCyS-Cambiemos no tenían nada nuevo para mostrar, para explotar electoralmente, estaban sin plata y casi sin apoyo del gobierno nacional, una dirigencia histórica que ocupaba espacios en las listas que desdibujaba a los nuevos actores y que hacían sus primeras incursiones en cargos electivos.

El mismo discurso de siempre, las mismas metodologías, los mismos nombres y actitudes para designar candidatos y aún así, remontaron una elección que el gobierno por lo menos debería de haber repetido los resultados del 13 de Agosto.

Es más, la figura de este frente electoral fue Brizuela del Moral, un viejo dirigente que esta transitando el camino de la jubilación y el retiro político, más que pensando en volver a candidatearse para recuperar el gobierno en el 2019 y aún así, en la categoría de diputado nacional achicaron casi 18.000 votos, una cifra muy importante.

Sin restarle importancia al trabajo del FCyS-Cambiemos, esta fuerza no hizo casi nada para lograr los resultados obtenidos el domingo, sino que fue la acumulación de errores de un gobierno que se maneja hacía los peronistas como si estos fueran los peores enemigos.

O se cambia o lo que viene puede ser siempre peor 

La gobernadora de la provincia Lucia Corpacci y el intendente de la Capital Raúl Jalil, principal distrito electoral de la provincia deberán de manera urgente parar la pelota, hacer un análisis pormenorizado y sobre todo rectificar decisiones, rumbos, estrategias políticas y electorales, porque sino abandonan la soberbia, la arrogancia y el destrato van a continuar por el tormentoso y oscuro camino de los permanentes yerros, con consabidos resultados negativos desde lo electoral que seguramente nadie quiere.

El desafío que se vienen, es el de lograr los acercamientos urgentes y necesarios entre todos los sectores del peronismo sin importar lo sucedido para atrás y comenzar a transitar un nuevo tiempo, donde todos estén contenidos y siendo parte fundamental del gobierno.

El objetivo a corto plazo debe ser la de recuperar la presidencia de la cámara de diputados el 09 de diciembre y todo es posible si se hace la convocatoria con la Gobernadora Corpacci a la cabeza y en donde estén todos los sectores sentados.

A largo plazo, el objetivo debe ser indudablemente el de retener y conservar el gobierno de la provincia, pero siempre alejado de la cornisa a la que el gobierno empezó a caminar y no se permite alejar, para no reconocer sus propios errores, porque entiende que hacerlo lo podría debilitar cuando en realidad lo va a fortalecer.