La oposición se pelea por los caramelos del kiosco y se olvidó de ir por el super

COLUMNA DE OPINIÓN 29 de septiembre de 2022 Por Dirección Periodística
Si hay algo de lo que debe festejar el gobierno de la provincia es que la oposición no sabe como instalarse en la sociedad como una oposición seria y constructiva, que además plantee un programa de gobierno aplicable para resolver los graves problemas que hay de pobreza, indigencia, salud, educación, seguridad y falta de trabajo.

mqdefault

Hoy en la oposición lo que menos hacen es política y el que intenta hacerlo lo hace de manera personal, sin un proyecto que mostrar, solo expresiones de deseo y con muchas ganas de volver a ser poder empujados más por la nostalgia de lo que tuvieron y se les escapo como agua entre las manos y hoy se les hace muy cuesta arriba recuperar.

Si bien es cierto que algunos dirigentes están trabajando como Luis Lobo Vergara (Radical Celeste), Carlos Molina (Presidente del PRO), Alfredo Marchiolli (Radical Evolución) y los concejales de la capital como Fernando Navarro (Fapra), Gilda Lucia Godoy (Línea Raúl Ricardo Alfonsín) y el concejal del circuito 6 Aldo Cancino (Radicales en Acción). muchos hacen la plancha y están esperando que el carro arranque y los melones se comiencen a acomodar.

La especulación es grande, tanto que muchos continúan apelando a la rosca política para llegar a ocupar un cargo pero siempre con la premisa de operar para uno mismo, porque repetimos la oposición no tiene un proyecto colectivo y un programa de gobierno que sea seductor para el electorado catamarqueño que lo termine colocando en la disyuntiva si se anima a dejar de votar al gobierno y a dar ese paso que dio en el 2011 cuando se enfrentaron el entonces gobernador de la provincia y gran elector del FCyS Eduardo Brizuela del Moral y Lucia Corpacci una figura incipiente que había logrado el consenso de todos los sectores del peronismo y partidos aliados para que sea la candidata a gobernadora del Frente para la Victoria.

Ni siquiera los yerros del gobernador Raúl Jalil y su equipo de gobierno logra entusiasmar a la oposición para juntarse y trabajar seriamente en una construcción colectiva que sea mucho más abierta y generosa donde se incorporen sectores que fueron afines al gobierno pero ya no lo son y están guardados en sus respectivas casas porque nadie los convoca.

Dar o no dar el salto

Esta parece ser la disyuntiva del diputado Hugo Daniel "Grillo" Ávila para ser candidato a vice gobernador de una alianza entre JxC y el Frente Amplio Catamarqueño con sus 12.000 votos cautivos en tres elecciones consecutivas y que para nada son despreciable.

Ahora no es menos cierto que para dar ese salto el Frente Amplio Catamarqueño tiene que tener certezas de apertura y generosidad de parte de quienes integran la alianza JxC que hasta ahora no se ven ni hacen presumir que puedan darse.

Cual seria el negocio político de Ávila y sus socios para ir en alianza con un sector mezquino que solo quieren acomodarse y juegan de perdedores para meter 7, 8 o a lo sumo 9 diputados provinciales y retener las intendencias que ya tiene. Un frente que no esboza ni un atisbo de sed de triunfo y querer ganar las elecciones y volver a ser gobierno en catamarca.

Con ese panorama, Ávila está más cerca de ir solo una vez más y tratar de meter un o una diputada/o que termine con su bloque solitario y logre terciar en las negociaciones por las autoridades de la cámara de diputados.

Liderazgos que se diluyeron como falsos héroes 

La elección pasada que vivió JxC entre la lista que presentaba lo nuevo y generaba mucha expectativa en las figuras de Monti y Fama entre muchos otros contra la lista que armó el veterano exsenador nacional Oscar Castillo bendiciendo a la que llevaba como candidato a senador nacional al intendente de Belén Daniel "Telchi" Ríos y a diputada nacional a Patricia Breppre, pero al poco tiempo estos falsos líderes se comenzaron a caer y a tropezar porque claramente los personajes de nuevos lideres y jefes de la oposición se comieron al proyecto que habían pensado y construido para convertirse hoy en una bolsa chiquita de gatos.

Para colmo de males se pelean hasta por quien se saca una foto con los referentes nacionales en bs as y muestran más preocupación por el armado nacional que por el provincial, como si ya se dieran por vencidos y la toalla va en el aire pidiendo que no le peguen más porque estarían perdiendo por paliza, como si la llegada de alguno de los que suenan a nivel nacional (Macri, Rodríguez Larreta o Bullrich) le van a tirar alguna soga o los van a hacer funcionarios del supuesto gobierno nacional.

Encrucijada del pueblo

Mientras los dirigentes políticos sin distinción de ideología o frentes electorales se dan el lujo en medio de una terrible crisis económica, social y política de jugar la personal sin pensar verdaderamente en los problemas de la gente va a ser muy difícil para el pueblo catamarqueño poder distinguir y tomar una decisión acertada desde lo electoral porque nos están llevando a elegir entre el mal peor y no como debería ser entre los mejores.

Te puede interesar