Diputado echó a empleada sin importarle que el esposo tenia un serio problema de salud

0
1833

El actual diputado provincial del FCyS-Cambiemos Jorge Sosa, referenciado en el movimiento renovador que conduce el candidato a diputado nacional Eduardo Brizuela del Moral tenia entre la planta de empleados, a Cristina Pons, radical de toda la vida y una dirigente del Circuito N° 3 conocida por todos.

El tema es que se iba acercando la fecha de la presentación de los candidatos para competir en las PASO y en la lista 504 B apareció Ignacio, hijo de Cristina (que no es Cristina Kirchner ni es K) y por supuesto, su mamá empezó a trabajar para la lista 504 B porque su hijo iba de candidato en un lugar que no era para nada expectante, pero ella sentía que como mamá tenia que apoyarlo y acompañarlo como haría cualquier mamá con su hijos.

Por supuesto que Cristina iba y cumplía con sus funciones y su horario laboral, enterado de esto, el diputado Jorge Sosa la amenazó primero con quitarle el trabajo y luego, al ver que la mujer seguía apoyando y trabajando a su hijo, Sosa pidió la baja y fue notificada de dicha resolución.

El agravante es que Cristina tiene a su esposo con una enfermedad complicada y necesita del sueldo para costear los caros medicamentos y por supuesto, la obra social para que lo atiendan.

Dicha situación es incomprensible desde todo punto de vista y por supuesto que merece el repudio de todas las personas de bien, no se puede jugar con la necesidad de la gente y usar la extorsión para que trabajen políticamente para tal o cual sector, porque además, es radical y luego de pasado el proceso de las PASO va a trabajar como siempre lo hizo por todos los candidatos del FCyS-Cambiemos, pero este diputado tomo la actitud de Cristina como una alta traición y la despidió sin importarle por la situación antes descripta y que el sabia perfectamente.

Este diputado es el mismo que tiene estrecha relación con la iglesia católica de nuestra provincia y va a misa todos los domingos a golpearse el pecho, comer ostias y expulsar diablos (por no decir otra cosa).

Sinceramente una actitud miserable y repudiable de quien no es la primera vez que comete dichas acciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here