El que gana conduce y el que pierde se opone

0
367

Santa Maria: Señor director, tengo el agrado de dirigirme a usted a los fines de pedirle la publicación de la siguiente nota en el diario que usted dirige, sin más lo saludo muy atentamente.

Los resultados arrojados en las elecciones generales del 22 de octubre reflejaron un horizonte que se ya se visualizaba antes de las PASO y en el interregno entre esta última y la elección general. Lo interesante de tal afirmación es analizar cuál es el posicionamiento de los actores políticos de cara a las elecciones ejecutivas del año 2019.

Todo ya conocemos el predominio a nivel nacional obtenido por Cambiemos, esta situación evidencia más debilidades del frente nacional y popular (fragmentado y envuelto en múltiples contradicciones) que fortalezas propias de la alianza conservadora, Este escenario fue trasladado a las provincias y a los municipios con distintas dinámicas. Las provincias arrojan por una parte victorias en su mayoría de la alianza Cambiemos, por otra parte victorias peronistas que sufrieron un achicamiento en el caudal de votos como es el caso de Catamarca y Tucumán y por ultimo algunas remontadas excepcionales como las de San Luis.

Desde el departamento de Santa María, la Intendencia no apoyo en forma expresa y contundente a la tan mentada unidad del peronismo. Pareciera que aquello del que “gana conduce y los que pierden acompañan” no fue aprehendido por este sector. La derrota sufrida en las PASO demostró la falta de capacidad para armar un espacio político que fuera propio del Intendente Municipal. A menos de dos años de gestión se presenta un panorama de falta evidente de un programa político y líneas de acción acordes para concretar las políticas públicas. Por otro lado la inexactitud de análisis del contexto social y territorial previo a la campaña electoral quedo demolida aun con las supuestas fortalezas del aparato municipal, presión a los empleados municipales, etc. El desenlace fue que nada pudo impedir una estrepitosa derrota por no saber calcular racional y emocionalmente la relación de fuerzas (el Ministro de Producción y ahora Senador Provincial Raúl Chico y el Gobierno Provincial), sumada a las ya mencionadas graves falencias en el armado político.

Si partimos de la conducción vertical característica del peronismo, aun con las críticas que se puede formular a tal forma de construcción de liderazgo. Perón sostenía que: “El pueblo no vale por su organización ni por el número de hombres que están organizados. Vale por los dirigentes que tiene a su frente, porque la acción jamás está impulsada ni por la masa ni por el pueblo, sino por los dirigentes, que son los que conducen”. En este aspecto es más que evidente que el entono (mesa chica), los nuevos “asesores” ni el propio Intendente tienen el talento ni la conducción del ex intendente Jorge Chopper Andersch en términos comparativos.

La estrategia desde la campaña electoral de las PASO consiste en ataques frontales al ahora senador provincial electo. Este medio justificaría el fin, obtener victimizaciones que bajo el amparo de una buena imagen hipotética se conservaría e incrementaría para la reelección del año 2019.

Por otro lado los números de la elección general presenta múltiples causas, podemos mencionar: las fluctuaciones del electorado, la inestabilidad del voto, la falta de apoyo concreto del Gobierno Municipal, operaciones como denuncias de corrupción, dadivas, publicaciones falsas, la polarización exitosa de la oposición, la tracción del voto estratégico a escala provincial y nacional (cuestión demostrada en toda la provincia por el achicamiento del margen de votos en la categoría de diputado nacional y provincial, la derrota en Ancasti y lo sucedido en San Miguel de Tucumán), la extracción de votos del Frente Unidad Ciudadana, etc. Reducir esta complejidad a un cuasi análisis e incluso denominarlo objetivo por parte del diario digital perteneciente al Gobierno Municipal es a todas luces carente.

La falta de horizonte no comprende que el peronismo logro obtener la victoria, aun con todas las cuestiones que debe corregir para mejorar sus performances. Todo lo anterior no tiene en cuenta la importancia de recuperar la mayoría en el Consejo Deliberante (aun sin un mínimo apoyo a la candidata Condori) y que hay buenas chances que el gobierno siga siendo peronista para las próximas elecciones.

Para finalizar podemos dejar planteado que la de indagación analítica sobre las causas de la derrota solo lleva a profundizar los errores cometidos, conspira contra la unidad del peronismo y finalmente preparar el terreno para que el Frente Cívico y Social. – Cambiemos tenga posibilidades reales de quedarse con el Departamento Ejecutivo Municipal.

Una muy mala estrategia es querer fortalecer al adversario, creyendo que los mismos mecanismos que ya fracasaron obtendrán el triunfo en la elección futura.

Mara Cantillano

DNI N° 36.270.739

Santa María

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here