Alberto aceptó presidir el PJ y acentúa su peronización

153

El acto fue por streaming y el Presidente fue el único orador. Cristina Kirchner no estuvo.

Aunque de manera atípica, el peronismo pudo festejar su 17 de octubre con un fuerte discurso de unidad y dio el primer paso para que Alberto Fernández sea elegido presidente del PJ, una movida que empujan el sindicalismo, los gobernadores peronistas y aliados como Sergio Massa, interesados en regresar al centro al movimiento.

En el histórico edificio de la calle Azopardo, el Presidente reunió a todos lo

s sectores que conforman el Frente de Todos y bajó un discurso con impronta del peronismo clásico, confirmando una peronización. Hace varias semanas que Alberto se olvidó de su enamoramiento político con Alfonsín. Fue una manera de recuperar el eje político de la campaña.

“Hoy empezamos un tiempo distinto, empezamos el tiempo de la reconstrucción”, dijo Alberto y llamó a la unidad de la sociedad para “curar a la Argentina y ponerla de pie entre todos juntos, sin rencores ni odios”.

Alberto dio así otro paso en el giro pragmático hacia el centro que viene tanteando, en medio de las tensiones de la coalición oficial.

Presidir el partido es un paso clave en esa línea. Aunque en un breve contacto con periodistas que cubrieron el acto el Presidente relativizó el ofrecimiento de los líderes del PJ, otros funcionarios del gobierno confiaron tras el acto que Alberto va hacia esa dirección.

Pero sucede que no se trata solamente de declaraciones. Alberto nombró a Ricardo Alfonsín como embajador en España y varios dirigentes radicales ocupan cargos importantes: como Miguel Pesce y Carlos Raimundi.

Luego del discurso y la tradicional marcha, el Presidente mantuvo una reunión de una hora con gobernadores, funcionarios y líderes sindicales. Desde su entorno evitaron filtrar el contenido de esa charla.

l pedido para llevar al gobierno al centro es un pedido de varios sectores del Frente de Todos. Por caso, Sergio Massa encabezará el congreso del Frente Renovador en la segunda semana de noviembre. El lema que llevará ese congreso tiene un nombre más que sugestivo: ‘Abrir el frente es una responsabilidad de Todos’.

“Yo no veo que el Frente de Todos se haya cerrado”, dijo Axel Kicillof al salir de la sede de la CGT. El Gobernador se posiciona dentro de un sector del gobierno más cercano al progresismo.

Participaron todos los gobernadores peronistas. Axel Kicillof (Buenos Aires), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Jorge Capitanich (Chaco), Sergio Uñac (San Juan) y Omar Perotti (Santa Fe) estuvieron en la sede de Azopardo. El resto participó de manera virtual, incluso el cordobés Juan Schiaretti.

Sin Cristina

La ausencia de Cristina Kirchner en el acto fue un tema que sobrevoló durante toda la tarde en los pasillos del edificio de la calle Azopardo. En los días previos Alberto intentó que se sume.

En las últimas horas creció la expectativa por la posible presencia de la vice presidenta en el acto. Era un modo de reforzar la figura del presidente en medio de la pandemia y la crisis del dólar. Sin embargo, la vicepresidenta no apareció en la sede de la CGT y tampoco lo hizo a través de un video. Cristina arrasta tensiones con el sindicalismo peronista desde sus anteriores mandatos.

Alberto fue el único orador en el acto, el resto lo hizo a través de videos previamente filmados. El histórico salón Felipe Vallese estaba rodeado de las clásicas pantallas de zoom que se popularizaron durante la cuarentena.

La sede de la CGT quedó así convertida en un set de televisión para celebrar por streaming la fecha más importante del calendario peronista. Cables, pantallas, computadoras. Cada gobernador tenía su propia conexión para seguir el acto. Era un tema sensible, si uno de ellos perdía la red y desaparecía del acto iban a surgir las especulaciones.

A las 15.30 los pocos invitados presentes fueron ingresando. Gobernadores, funcionarios y sindicalistas esperaron pacientes algunas demoras en la transmisión. El Chino Navarro fue el único que manifestó quejas.

En la previa al discurso del Presidente hubo una serie de videos con mensajes de representantes de las principales fuerzas que integran el Frente de Todos. Andrés Larroque por La Cámpora; José Luis Gioja lo hizo por el PJ; Malena Galmarini por el Frente Renovador y Juan Zabaleta representó a los intendentes. Por el lado de los sindicatos, Hugo Jasky por la CTA y Héctor Daer  por la CGT. Al funcionario Emilio Pérsico le tocó representar a los movimientos sociales.

“Decían que este era el acto del antibanderazo. Nosotros nacimos del amor de Peron y Evita, vivimos el amor de Néstor y Cristina, sentimos amor por nuestro pueblo, no hay odio ni rencores. Lo que hay es ganas de poner de pie a la Argentina de una vez y para siempre”, sostuvo el mandatario.

A las 15.30 los pocos invitados fueron ingresando. Gobernadores, funcionarios y sindicalistas esperaron pacientes algunas demoras en la transmisión. El Chino Navarro fue el único que manifestó quejas.

En la previa al discurso del Presidente hubo una serie de videos con mensajes de representantes de las principales fuerzas que integran el Frente de Todos. Andrés Larroque por La Cámpora; José Luis Gioja lo hizo por el PJ; Malena Galmarini lo hizo por el Frente Renovador y Juan Zabaleta representó a los intendentes. Por el lado de los sindicatos, Hugo Jasky habló por la CTA y Héctor Daer habló por la CGT. En tanto, los movimientos sociales estuvieron representados por Emilio Persico.

“En una Argentina en crisis como era la Argentina de diciembre de 2019 esta pandemia la condenó infinitamente más. Le hizo un daño infinitamente mayor”, sostuvo Fernández, para luego destacar que “menos mal que gobierna el peronismo” porque “como buenos peronistas, hicimos lo que siempre hacemos los peronistas: pararnos primero al lado de los que más lo necesitaban”.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios