Alberto Fernández: “Jamás nos quedaríamos con los depósitos de la gente”

91

El presidente aseguró que heredó un país sin reservas y adelantó que el país tiene una oportunidad para invertir y exportar energía y alimentos.

Alberto Fernández fue el primer orador del 56° Coloquio de IDEA tras la introducción del CEO de IBM Roberto Alexander e hizo un diagnóstico de las oportunidades y dificultades que enfrenta el país para salir de la pandemia. “Finalmente tocamos fondo y solo nos queda mejorar. Vamos a levantarnos otra vez”, arengó el presidente.

En su diagnóstico, recordó la pérdida de reservas internacionales que condujeron al cepo y aseguró que la pérdida de 23.000 millones de dólares desde las PASO obedeció a falsas acusaciones como que el peronismo venía a devaluar y a confiscar los ahorros en dólares de la gente. “Jamás haríamos eso”, aseguró.

Por el contrario, aseguró que mientras se los acusa de ser un gobierno anti-empresario, desde el Estado se hizo un esfuerzo para asistir a un cuarto de millón de empresas mediante la ATP, y que esto permitió que la caída del empleo registrado durante la pandemia fuera similar al promedio europeo.

En un discurso extenso, Alberto Fernández pidió por un capitalismo con solidaridad y con competencia y consideró que hay oportunidades para la inversión. Como adelantó en exclusiva LPO, el presidente aseguró que “en los próximos días vamos a presentar el Plan Gas” para estimular la producción en Vaca Muerta para poder exportar hidrocarburos el año próximo. También destacó la inversión de Shell por más de 700 millones de dólares para refinar combustibles bajos en azufre con destino a la región y la de Panamerican Energy para dejar de importar eurodiesel.

A su vez, el presidente destacó que el año que viene la construcción de viviendas va a traccionar la economía y que la obra pública va a ser el motor del crecimiento.

“El desafío es muy grande y la oportunidad que tenemos es maravillosa”, sostuvo al tiempo que señaló que lo positivo de la pandemia es que “Finalmente tocamos el fondo del pozo”. Y tras citar un verso de un poema de Mario Benedetti titulado Bienaventurados concluyó: “Solo nos queda mejorar, mejoremos de otro modo, con otra lógica, pongámosle al capitalismo la cuota de solidaridad que necesita”.Instituciones y servicio público

Instituciones y servicio público

En este sentido, remarcó que hay un desafío estructural para repensar el país ideado a fines del siglo XIX de “una Argentina central con un puerto y dos Argentinas periféricas” y que la hidrovía va a ser central para darle salida a la producción “de todo el norte argentino” así como también una salida al Pacífico para la región cuyana, “que les ahorraría miles de kilómetros”. Estos dos puntos los señaló como claves para un genuino federalismo.

Por otra parte, Alberto Fernández defendió la reforma judicial y el haber declarado a internet como servicio público. Sobre el reclamo de mejorar las instituciones y la justicia de Alexander, el presidente les preguntó a los empresarios: “¿Qué pensarían ustedes si yo cubriera las vacantes con jueces amigos míos de otros juzgados? Eso es lo que nos pasó con el silencio cómplice de muchos. Eso está mal”. Y detalló que la reforma judicial es para que se nombren jueces “dignos y probos” y no “para buscar la impunidad de nadie”.

En referencia a la cuestionada decisión de declarar como servicio público a los servicios de conexión a internet, el presidente destacó el rol de la internet para la educación como “la biblioteca del siglo XXI, el lugar de consulta de los chicos” y los 65 millones de celulares que hay en el país como forma de acceso a internet y remarcó que no quiere frenar la inversión en el sector.

En ese sentido, aclaró que el objetivo fue “garantizar condiciones mínimas de servicio y promover la competencia en un sector que hace muchos años perdió la competencia porque algunos actores tuvieron ventajas que otros no tuvieron. No tengo interés en que la reglamentación desaliente inversiones, queremos que los servicios lleguen a precios accesibles a todos los que lo necesitan, de ahí en más que compitan en un mercado abierto”, el que aclaró que era “un mercado cerrado por cuestiones políticas”.

“No creo en ese capitalismo, creo en un capitalismo en el que la competencia exista”, enfatizó.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios