Alberto respalda a Manzur con un megaplan de obras públicas en medio de la pelea con Jaldo

145

Cafiero y Katopodis anunciaron un programa de obras públicas que prevé obras en las comunas rurales por hasta 5.000 millones.

Alberto Fernández sumó otro gesto de apoyo al gobernador Juan Manzur en medio de la feroz interna que mantiene con su vice, Osvaldo Jaldo.

Buena parte del gabinete nacional participó este lunes por videoconferencia de un acto con Tucumán para anunciar distintos programas de obra pública para la provincia.

Santiago Cafiero, “Wado” de Pedro, Nicolás Trotta, Gabriel Katopodis y Matías Lammens, participaron del acto en el que se anunciaron obras para las 93 comunas rurales de Tucumán.

El programa tendrá disponible una línea de créditos de entre 3.000 millones y 5.000 millones, financiados entre Nación y Provincia, dependiendo de la envergadura de las obras.

Manzur destacó la participación de los ministros de Alberto y afirmó: “Hoy ponemos en marcha sueños, trabajo y esperanza. Vamos directo a las comunas rurales, porque son los lugares donde más necesidades tenemos y los que menos capacidad de acción tienen”.

Cafiero ponderó la gestión de Manzur en la provincia. “Da gusto trabajar con un Gobernador que se ocupa de la gestión, que tiene firme la lapicera para firmar lo que haga falta para que lleguen las obras, las vacunas, los créditos y para que Tucumán se ponga de pie”, expresó.

Da gusto trabajar con un Gobernador que se ocupa de la gestión, que tiene firme la lapicera para firmar lo que haga falta para que lleguen las obras, las vacunas, los créditos y para que Tucumán se ponga de pie.

Por su parte, Katopodis remarcó que “no hay dudas de que Tucumán es una locomotora de las que necesita el país y el proyecto político”, mientras que Lammens destacó la importancia del proyecto del centro de alto rendimiento deportiva de Tafí del Valle. Mientras que Trotta anticipó la “construcción de escuelas de nivel inicial”.

El anuncio de obras ofrece un instrumento a Manzur para las elecciones legislativas pero especialmente lo consolida como el único interlocutor con la Casa Rosada ante la rebelión de su vice. La tensión con Jaldo escaló al punto que el sector que responde al vicegobernador cuestionó las medidas restrictivas de principio de mes.

Jaldo también se cruzó con Nicolás Trotta por la suspensión de las clases presenciales y llegó a coquetear con juntar los dos tercios para iniciar un juicio político contra Manzur.

De esta manera, se fueron repitiendo los gestos hostilidad que terminó obligando a la primera línea de gobierno a jugar para el gobernador no solo con declaraciones sino también con recursos.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios