Buscan centralizar en un solo espacio físico herramientas para víctimas de violencia

82

Atenta a las dificultades que atraviesan las víctimas de violencia familiar y por razones de género a l momento de manifestar sus casos, denunciar o buscar contención y asesoramiento pertinente, la diputada Adriana Díaz presentó un proyecto en la Cámara de Diputados, que busca integrar en un solo espacio físico las herramientas necesarias para allanar el camino de quienes hayan sufrido algún tipo de violencia. La iniciativa ya tiene despacho de comisión, por lo que podría ser tratada en la Cámara en las próximas semanas.

El proyecto, crea el Programa Provincial “Polo Integral e Itinerante para Personas en Situación de Violencia Familiar y de Género”, con el objeto de garantizar asistencia, asesoramiento, acompañamiento y contención, en el marco de la Ley Provincial de Violencia Familiar y de Género. Lo que busca es que todos los entes, ya sea que pertenezcan a diferentes poderes del Estado, que tengan como fin combatir y ayudar a las víctimas de violencias, puedan estar centralizados en un solo espacio físico, a fin de simplificar el derrotero actual de quienes se animan a denunciar y de esta manera evitar su re victimización-

Asimismo, el mencionado Polo, y hasta tanto se creen las mismas herramientas en el interior provincial, tendrá el carácter de “itinerante”, lo que equivale a decir que quienes lo integran se podrán trasladar a los diferentes departamentos de la provincia, generando de alguna forma mayor equidad entre quienes viven en la ciudad Capital y el interior provincial.

Al respecto, Díaz señaló “buscamos asesoramiento de profesionales competentes que nos ayuden a buscar la forma de alivianar la carga de quienes sufren violencias y deben caminar por diferentes lugares para saber qué hacer, por ejemplo, luego de que denuncian”.

En el cuerpo del proyecto, se prevé que el Polo cuente con siguientes servicios: Consultorios médicos y psicológicos. Una unidad especializada de atención y asesoramiento jurídico. Consejería de salud sexual y reproductiva. Un espacio de desarrollo para la infancia. Sala de lactancia. Salón de usos múltiples (SUM) para la realización de talleres y una oficina de capacitación para el acceso al empleo.

Asimismo, contará con un equipo interdisciplinario conformado por psicólogos, médicos y médicos forenses, abogados, trabajadores sociales y técnicos. Todos ellos deberán acreditar formación en perspectiva de género y derechos humanos.

“Todo se hará en el marco de la Ley Provincial de Violencia de Género y Familia N° 5434.

Actualmente, cuando la víctima logra romper el vínculo con el violento, la mayoría de las veces no sabe a dónde dirigirse por ayuda, y comienza a peregrinar de dependencia en dependencia, lo que finalmente la conduce a desistir en la realización de la denuncia. La creación de este espacio resulta de vital importancia a la hora de evitar su desistimiento y por sobre todo, su revictimización”, concluyen en sus argumentos la legisladora.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios