Colombo podría ser el reemplazante de Chico en producción

2653

El actual Secretario de Desarrollo y Participación Ciudadana Hernan Colombo, otrora hombre fuerte del FCyS y hoy funcionario del FJPV esta trabajando para ser el reemplazante del actual Ministro de Producción Ing. Raúl Chico si efectivamente se repiten los números de las elecciones PASO y logra ganar la banca de senador por Santa María.

Recordemos que Colombo ya ocupó este cargo durante la gestión del FCyS y por ello, es que muestra estos antecedentes como reaseguro de poder llevar adelante una gestión exitosa y no escatima gestiones y charlas cada vez que puede con la primer mandataria, bajo la premisa “no hay peor gestión que la que no se hace”.

Colombo fue parte de los 20 años del FCyS en el poder, pero no solo eso, no fue un simple funcionario sino que fue parte importante en la cadena de mando que pergeñaba las estrategias para perseguir y tratar de aniquilar al peronismo, al que finalmente no pudieron lograr y con ello se posibilito el regreso de una gobernadora al sillón de Avellaneda y Tula en la casa de gobierno.

Con esto, Colombo fue al igual que Castillo y otros, los verdugos de los peronistas que no podían comprar y le ponían todo el aparato no solo de la política sino de la justicia a los fines de quebrarlos a ellos y/o a sus familiares.

El síndrome de estocolmo

Algunos dirigentes peronistas con fuerte protagonismo en aquellos duros años (1991-2011) donde gobernaba el FCyS o funcionarios cuyos padres o madres sufrieron una dura persecución por parte de estos verdugos parecen haberse olvidado de todo y no solo que fueron a la jura de Colombo en la Secretaría de Desarrollo y Participación Ciudadana sino que hasta comparten actividades cotidianas como si nada hubiera pasado, tirando todo el sufrimiento de muchos peronistas al tacho de la basura.

Es más, estos funcionarios e hijos de importantes dirigentes peronistas parecen sufrir el síndrome de estocolmo, al desarrollar una relación de complicidad con sus perseguidores.

Será cuestión de un turno con el psicólogo o de acomodarse y vivir bajo la cobija del poder, en los dos casos hay muchos de ellos, especialmente en lugares claves que ni se atreven a decir ni una sola palabra.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios