Con elecciones en Marzo los partidos deberán replantear sus estrategias

524

Lic. Eric German (*)

En un posible escenario electoral en marzo sin PASO, los partidos políticos recobrarán el control de la oferta electoral, y la selección de candidatos se apoyará más en los estudios de opinión pública y el grado de confianza candidato/elite partidaria.

De ser desactivadas las PASO el sistema de incentivos se modificará, los candidatos con consenso orgánico partidario jugaran electoralmente con sellos fuertes sin competencia interna. En una situación inversa, los candidatos que no sean incluidos en la oferta orgánica deberán competir con sellos electorales creados ad hoc, más el riesgo de una polarización electoral que disminuya su performance a una mínima expresión.

En cuanto a las estrategias de comunicación, en un escenario de marzo sin PASO los clivajes electorales se provincializarán, y la performance del aparato comunicativo nacional disminuirá su influencia sobre el voto local, a diferencia de un escenario de elecciones conjuntas donde los referentes locales de Cambiemos solo deberán surfear correctamente las olas nacionales.

El efecto arrastre constituye otro de los elementos principales de un escenario en marzo sin PASO, los candidatos a intendentes, senadores, diputados y concejales del justicialismo contarían en cualquier caso, con Lucia Corpacci o Raúl Jalil, con un candidato a gobernador fuerte, mientras que del lado de Cambiemos, el efecto arrastre se invierte de abajo para arriba, serán los jefes comunales los encargados de aportar votos a los referentes provinciales.

En este nuevo escenario posible los partidos políticos deben replantear sus estrategias, los tiempos de gestión/oposición se acortan, y las estrategias políticas y de comunicación deben reestructurarse en función del tiempo y el espíritu de época, pienso por ejemplo en la generación de expectativas o “no” en tiempos de marca crisis económica.

(*) Politólogo

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios