Con viejas zancadillas, los viejos radicales se oponen a la renovación en la UCR

324

Por Juan Carlos Ledesma (*) 

Es bien sabido por todos los que militan en los partidos políticos, cualquiera fuera su ideología, que ningún dirigente da puntada sin hilo y que muchas veces cuando responden que no van a ser candidatos, es solo la pronunciación de una frase hecha, una cascara vacía, sin ningún contenido y que en definitiva lo que ocultan es que efectivamente van a ser candidatos cueste lo que cueste y le guste a quien le guste.

De más esta decir, que estos mismos dirigentes se aferran a los cargos y el poder con uñas y dientes, porque una vez que uno entra en este paraíso no quiere dejarlo ni irse nunca más, todo lo demás, es pura cháchara, una real y contundente mentira exhibida solamente para la popular, exteriorizada para la gente (por no decir el tontaje) pero lo cierto es que “minga” que van a dejar esos lugares de privilegios que consiguen a costa del trabajo y la militancia de gente sincera y con verdadera vocación de trabajar por la resolución de los problemas del prójimo.

Los proyectos, las plataformas políticas y la incorporación de nuevas generaciones y cuadros políticos al partido es solo discursivo, porque es mentira que ellos quieren que los militantes y dirigentes políticos se inmiscuyan en la vida interna partidaria, ese es solo un negocio para unas pocas familias que se apoderan de los partidos políticos y donde se manejan como verdaderos empresarios, donde todo vale con tal de convertirse y afianzarse como los mandamás partidarios.

Son todos igualitos

Esta particularidad no es propiedad exclusiva de la UCR, sino de toda la clase política provincial y nacional que atraviesa por la espina dorsal de todos los partidos políticos sin distinción de banderias ni ideologías, sino que son movidos por el único objetivo que los une, cual es el de estar principalmente bien cada uno de estos viejos dirigentes y luego con las posibilidades de poder tener bien a los amigos y fundamentalmente muy bien acomodados a la mayor cantidad de familiares posibles.

A ninguno de ellos les importa la historia, el escudo, la marcha, los ideales, las banderas y el pueblo, a pesar de haber mentido hasta el hartazgo que lo hacen por todo lo anteriormente expuesto; todos ocuparon los mejores cargos por la historia, el escudo, la marcha, los ideales, las banderas y el pueblo, pero esta demostrado que se cagan en todos ellos.

Una elección más que para unir es para proscribir y quedarse con el sello

La elección que van a vivir los radicales catamarqueños el próximo 03 de Junio se encamina lamentablemente desde los inicios a dejar afuera de la cancha a sectores internos que vienen, con mucho esfuerzo trabajando en toda la provincia, llevando un mensaje de esperanza, de aliento, de expectativa y fundamentalmente de lograr que muchos radicales que hoy están en sus casas desencantados por los fracasos partidarios primeros y electorales segundo regresen al partido, porque cuando uno de ellos se queda en su casa, más difícil y cuesta arriba se les hace al partido volver a ser opción en la provincia.

En este sentido, la mayoría (mentirosa) partidaria viene haciendo todo lo que esta a su alcance para dejar afuera de la contienda electoral a las líneas internas MORADA, VANGUARDIA y APRA entre otras para continuar ejerciendo el rol de jefes de la oposición y con ello, haciendo pingues negocios bajo el slogan “saliendo segundos no siempre se pierde” ya que si bien sucumben al partido y el frente político a derrotas electorales, en lo personal siguen ocupando espacios importantes, Eduardo Brizuela del Moral es Diputado Nacional y Oscar Castillo Senador Nacional y colocando en las listas a amigos y fundamentalmente a parientes, que es lo que más les gusta a estos envejecidos dirigentes.

Más que el amor; los une los negocios

Todos los radicales catamarqueños saben y perciben que los veteranos dirigentes boinablancas Brizuela del Moral y Castillo no se pueden ni ver, pero también todos saben que a la hora de sentarse y repartirse los negocios abundantes que habían cuando eran gobierno y los nada despreciables negocios que continúan haciendo desde la oposición es innegable.

Por ello, es que bajo ninguna circunstancia van a regalar y resignar la posibilidad de estos menesteres políticos y económicos bajo la consigna de la renovación política partidaria aún cuando sea para mostrar caras, discursos y proyectos nuevos que quizás vuelvan a seducir y enamorar a una sociedad que bajo ninguna circunstancia quiere volver al pasado con Brizuela del Moral al que todos acusan de dormilón y vago y mucho menos al tiempo de Castillo que esta más ligado a hechos graves non sanctos de la historia reciente.

Por supuesto que a ninguno les disgusta el perfil y la forma del otro, es más, es con lo único que se sienten a gusto entre ellos porque ahí esta el provecho que se sacan el uno del otro, ya que solo así pueden mezclarse y funcionar a la perfección en la distribución de los cargos y las riquezas dentro de la UCR y en la tarea de perpetuarse hasta el final de sus días en lo partidario y con excelentes conchavos donde a pesar de salir segundos siempre ellos ganan.

Un camino con un final oscuro y triste

Todo empieza y al final todo termina, el tema es que muchas veces algunos eligen irse por la puerta trasera, fría y oscura de la peor manera, como al parecer eligieron estos pseudos y falsos líderes con pies de barros.

El final se acerca para estos viejos dirigentes, sera en estas elecciones si los militantes y dirigentes boinablancas muestran madurez y actúan de manera sesuda y con desprendimientos de apetencias y cargos personales, pero con un único objetivo de presentar una alternativa seria al gobierno de la provincia; o quizás sea más adelante si no son capaces de demostrar que no son más de lo mismo porque sino se va a desvanecer toda posibilidad de recuperar viejos amores entre una dirigencia y una sociedad cansada de ver siempre lo mismo.

En vez de acompañar, guiar y ser hombres de consultas y consejos, eligen ser los obstructores del surgimiento de nuevos liderazgos dentro del partido que a ellos les dio absolutamente todo y en contra partida cercan y cercenan la posibilidad de participar de un proceso interno en el que debería ser mas inclusivo que nunca si es que de verdad quieren que la casa partidaria de la calle chacabuco sea un punto de reencuentro sin puertas giratorias donde con mentiras se ingrese y al mismo tiempo expulsen a los militantes y dirigentes del centenario partido que desahuciados deambulan por las calles de nuestra provincia.

(*) Conductor de los programas políticos de Radio y TV “Santo & Pecador”

 

 

 

 

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios