Cumpliendo con el Pacto de Ipizca

1119

(*) Desde la redacción

Es altamente llamativo la atención que ha merecido el concurso para Juez Electoral y de Minas de la Provincia de Catamarca.

Nunca los medios de comunicación ni la oposición han estado tan atento al tema.

Lo cierto es que todas las operaciones tienen un solo objetivo, que Augusto Barros no sea el Juez Electoral y lo más interesante es que ninguna de las partes quiere que sea. La oposición porque presupone cierta parcialidad con la que se puede conducir Barros y el oficialismo porque ya tiene candidato puesto desde antes que se abriera el concurso.

Candidato que exhibe como antecedentes ser el esposo de la Jefa de Gabinete del Poder Ejecutivo y ex socio del estudio jurídico de uno de los más noveles integrantes de la Corte de Justicia.

El resultado del concurso les vino de perlas a todos porque comenzaron a urdirse todas las especulaciones y comentarios. Los medios indicaban que el concurso había quedado desierto pero uno era el mejor posicionado (el candidato del Gobierno) (¿?). Hasta lo que se un examen se aprueba o se desaprueba, no se está más cerquita o más lejos. Y quiero transcribir las palabras del propio Jorge Moreno “Quienes fuimos evaluados en las universidades sabemos que no siempre aprueba el que más conocimientos tiene ni se desaprueba el que menos sabe”. Y me permito agregar que en materia de derecho los criterios jurídicos pueden ser disimiles sin quitar merito a las integrantes del tribunal examinador que tiene un curriculum impresionante.

Pero cada uno hace su fiesta. La oposición que fuerza el cumplimiento del Pacto de Ipizca, donde entre otras cosas quedó acordado que Barros no sería el Juez Electoral, Recordemos las palabras de Oscar Castillo después de esa reunión “faltaría que Augusto Barros sea Juez Electoral”, bajo una fachada de ironía pero evidenciando que Barros había sido parte de la conversación. Nadie se acuerda de lo que no se habla.

Al gobierno provincial por otra parte, en una actitud mezquina y de total falta de solidaridad política para un militante que nunca bajó los brazos en ninguna circunstancia, el circo de la ofensa opositora y los agravios públicos que seguramente alienta, les resulta beneficioso porque mientras destruyen, si, literalmente destruyen, la imagen de Augusto Barros, les posibilita poner de Juez a quien ya tenían decidido nominar y encima rematar diciendo: “vieron que no iba a ser Augusto Barros” Y … Justicia para todos !!!

Respecto a los vínculos de los jueces con la política, podríamos hacer una larga lista de altos magistrados que han tenido un posicionamiento ideológico determinado, pero eso no es lo que debe valorarse, lo que se evalúa es si sus fallos se corresponden con la Ley. Por citar un par de Ejemplo digamos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación lo tiene entre otros a Maqueda, de reconocido pasado peronista, diputado y senador nacional por el peronismo, entre muchos otras funciones, por el otro lado Lorenzetti, con otra ideología opuesta y sin embargo han compartido casi todos los fallos y en el orden local ni hablar desde un ex candidato a Senador del radicalismo, pasando por un ex Secretario de Gobierno Municipal y ex Ministro de Gobierno del FCS siguiendo por un ex concejal municipal, ex secretario de gobierno municipal y ministro de seguridad del peronismo hasta un ex diputado provincial y ex Asesor general también del gobierno peronista.

Estos jueces son de última instancia provincial o nacional pocos recursos le quedan a los primeros ante sus fallos decisivos. Un Juez como el caso del Electoral, es distinto, sus decisiones pueden ser revisadas dos veces y ciertamente que sus decisiones siempre estarán a merced del tribunal de enjuiciamiento si existe la clara evidencia de fallos parciales.-

De Augusto Barros, no diré más que lo conozco desde hace tiempo, no sé qué habrá pasado en el concurso, solo él lo sabe, lo cierto y reconocido por todos es que, mientras están destratando su persona y su familia, es un hombre que efectivamente conoce de derecho electoral y por su participación en la Cámara también tiene preparación en materia minera.

Y vale decir que en materia electoral, ha sido de consulta casi permanente de propios y extraños, los mismos que hoy le patean la cabeza estando en el suelo.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios