Gabinete de doble comando

528

Por Juan Carlos Ledesma (*)

Lo conocido hasta ahora en relación al gabinete del electo gobernador Lic. Raúl Jalil habla a las claras que se viene un gobierno de doble comando, algo impensado en un gobierno político-peronista, toda vez que en el peronismo la conducción política se la ejerze y no se la delega.

Así lo muestra la historia desde la llegada del peronismo a la política argentina y solo para citar algunos ejemplos recordemos lo que pasó con Menem en el ejercicio del poder, aniquiló a todo aquello que podría socavar su poderío político y Nestor Kirchner hizo lo mismo en el 2003 cuando Duhalde creyó que podía manejar un comando paralelo o compartir el poder poniendo ministros y/o funcionarios, en apenas instantes lo mando al ostracismo y prácticamente lo jubiló.

Quizás el hecho de que tanto Corpacci como Jalil no provengan de la política haga que se manejen de una manera distinta y entre los dos puedan co gobernar, al colocar casi la misma cantidad de funcionarios en la primera y segunda línea del futuro gobierno, cuando todos pensaban que Corpacci se iba al congreso a descansar y que el nuevo gobierno iba a cambiar en un cien por ciento de nombres y de prioridades políticas.

La verdad de las cosas es que hasta ahora y solo por ahora, en el arranque se ve claramente que Jalil consulta todo a la primer mandataria provincial en relación a los funcionarios que debe o no dejar en sus respectivos cargos e incluso si quiere merituar poner algún otro o a quien debe o no ofrecerle alguna responsabilidad dentro del futuro gabinete.

Jalil llego así a la primer magistratura provincial, soportando zancadillas de los funcionarios de Corpacci, el ninguneo y hasta el desplante, pero nada hacía salir del camino que había iniciado el intendente capitalino y que entre las que debía soportar estaban éstas, más las barbaridades y falta de respeto le propinaban en las redes sociales muchos militantes y dirigentes del Corpaccismo, la cuestión era ser, como decía Don Vicente Saadi “parte del cuerpo, no importa si se es cola de león o cabeza de ratón, lo importante es estar en el cuerpo” y Jalil lo comprendió y con una paciencia inigualable sufrió y padeció hasta el último día todo ésto con tal de que Lucia se baje de la posibilidad de un tercer mandato, que legal y legítimamente podía aspirar y que además sea el elegido para convertirse en el candidato a gobernador.

Cuando todos suponían que Jalil iba a empezar a ejercer la conducción política y con ello a pedir con mucha razón que por lo menos la lista de diputados y senadores se compartiera en mitades igualitarias, dejo a Lucia que armara la misma a su gusto y piaccere, pero luego continúo resignando posiciones y liderazgo ya en su rol de gobernador electo y conductor del nuevo gobierno que se inicia los primeros días de Diciembre, dejó que la gobernadora que se va a la cámara de diputados de la nación deje a muchos funcionarios de su entorno en una suerte de control o quinta columna para seguir de cerca todos los movimientos del nuevo gobernador, que parece por todo lo expuesto que va a estar mas marcado que Maradona en el mundial del ´86.

Con el tiempo vamos a ir dilucidando si esto es parte de una estrategia para arrancar sin ningún conflicto con la actual gobernadora y de a poco va sumando un equipo íntegramente de Jalilistas o si solo es un gobernador de transición que acordó para dejar el camino liberado para un regreso triunfal de Lucia Corpacci en el 2023.

(*) Conductor de los programas de Radio y Televisión “Santo & Pecador”

 

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios