in intensive cura consilium

432

Por Juan Carlos Ledesma (*)

Desde el regreso a la democracia hace 37 años que el nivel de los dirigentes políticos fue decayendo en detrimento de un pueblo y una provincia que necesita de manera imperiosa que sea todo al revés, pero al parecer estamos condenados a ver a los peores.

Por ejemplo, por la legislatura provincial pasaron grandes diputadas/os de todas las fuerzas políticas y a solo modo de dar muy pocos ejemplos voy a recordar a Mario Dardo Aguirre (Movilización) Pedro Villarroel, Augusto “Mocho” Acuña, Amado David “Coco” Quintar, José Furque, Mario Perna, José “Chichi” Sosa, Lucia Garin de Tula, Marita Colombo, Fabiola Garrot, Paola Bazan, Sara Luduña de Cado (UCR) entre algunas/os otros.

Edgardo Macedo, Jorge Diaz Martinez, Horacio Buenader, Ramón Robledo, Pedro Armando Carrizo, Teresa Chacur de Saavedra, Miguel Figueroa (P), Oscar Ponferrada, Daniel Barros, Victor (Paco) Uriarte, Jorge “Coco”Tejada, Carlos Eduardo Rosales, Miguel Figueroa Vicario, Gustavo Saadi, Jorge Moreno, Fidel Saenz, Cecilia Guerrero, todos del peronismo y hoy Hugo Daniel “Grillo” Avila de “Union Patriótica de Catamarca”.

Luego del ’99 el nivel de los legisladores/as fue en picada libre, cada vez el nivel fue más paupérrimo, decadente y sin el más mínimo atisbo de inteligencia, sino todo lo contrario, para ir en la lista de diputado/a había que tirar la dignidad a los perros, hacer el papel de alcahuete aunque a muchos les sale tan natural que parece que así nacieron, cuanto menos cuestionadores y manejables sean más posibilidades tienen de ir en las listas y si por caso son pariente de quienes en ese momento manejan los hilos del poder fuera del partido que fuera ni que hablar del reaseguro de un lugar dentro de los lugares expectantes.

Pero esto no pasa solamente en la cámara de diputados, esta práctica se traslada a casi todos los ámbitos de la política, por caso hay intendentes que se perpetúan en los cargos pero no por la cantidad de buenas obras, la honestidad y el despegue de los pueblos que “conducen”, sino porque hacen de la dádiva una práctica constante y donde lo único que logran son por un lado vecinos ignorantes y dependientes bajo claudicantes “si intendente” y por el otro lado que se convierten en rehenes esclavizados que deben peregrinar para que los ayuden en cuestiones elementales como para sobrevivir, mientras el intendente, sus funcionarios y amigos empresarios se dan el lujo de vivir bien a costa del sufrimiento del pueblo.

En el ejecutivo provincial es igual o peor; la sociedad desde hace 10 años que aposto al cambio de un partido o frente electoral para que gobierne la provincia entendiendo seguramente que quienes estaban no eran los mejores y por eso en una provincia sumamente conservadora se vio como los catamarqueños fueron capaces de dar un paso adelante e ir a las urnas y votar en contra de aquellos que le garantizaban solamente el sueldito al día y hacían algunas obras como para tapar la incapacidad, la inoperancia y la corrupción que hubo durante casi los 20 años del gobierno del FCyS y que nadie de la justicia se animó jamás a investigar.

Ese 13 de Marzo del 2011 los catamarqueños fueron a las urnas a votar un proyecto político, a hombres, mujeres y jóvenes para que cambien la historia de la provincia, para que pongan en práctica las promesas electorales, el programa de gobierno todo ello bajo los ideales y las prácticas del peronismo, columna vertebral del Frente de Todos, en definitiva votó al peronismo y de esta manera a un espacio como lo dijimos anteriormente contrario al frente que había gobernado durante esos 20 años, en este sentido, el interrogante nace naturalmente, aprendió algo el gobierno actual que conduce Raúl Jalil o el que pasó de Lucia Corpacci ? al parecer nada, primero llenó de supuestos independientes pero que en realidad fueron funcionarios y verdugos durante esos 20 años de los peronistas.

Lucia los incorporo en cargos de segunda o tercera línea del gobierno provincial y ahora en el gobierno del primer mandatario Raúl Jalil ocupan la primera linea en un gobierno que debería estar lleno de personas que ideologicamente pongan en práctica el proyecto peronista que legó Perón, pero en una rápida lectura del boletín oficial y de la pagina del gobierno provincial vemos que hay más FCyS-PRO que Peronistas y acá me pregunto yo al igual que muchos ¿ en estos 10 años de gobierno del Frente Para la Victoria y hoy Frente de Todos representa cabalmente al peronismo ? la respuesta es clara, contundente y triste para aquellos que con mucha hidalguía mantuvieron en pie al peronismo. El Gral. Perón decía “la única verdad es la realidad” y acá la verdad es que el gobierno popular que votaron los catamarqueños cada día esta más lleno de gorilas y lo que debería ser azul se convierte en amarillo, verde, rojo y blanco, en referencia a los colores de cada uno de los frentes electorales !!

(*) Conductor de los programas políticos de Radio, TV y redes sociales “Santo & Pecador”

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios