La JR se escandaliza por la actitud de Alfonsín, pero no por la entrega de las banderas y los ideales de la UCR al Macrismo

861

Por Juan Carlos Ledesma (*)

La juventud radical nacional salió con los tapones de punta a cuestionar al ex candidato a presidente de la UCR e hijo de Raúl Ricardo Alfonsín por haber aceptado la propuesta de Alberto Fernández para ser embajador argentino en España.

En un twitter Martín Borrazas presidente del sector juvenil de Buenos Aires del otrora partido fuerte del país expresó “el tiempo termina justificando todas tus posiciones políticas. De confirmarse, como presidente de la Juventud Radical de Buenos Aires voy a pedir formalmente tu expulsión de la UCR. Basta de tergiversar con un apellido las posiciones de la UCR”.

El enojo de los radicales con el hijo del ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín es que desde hace mucho tiempo cuestionó fuertemente y en pleno gobierno a la alianza a Cambiemos, por ejemplo pidió que el próximo candidato no sea del PRO al sostener “El radicalismo fue el convidado de piedra. Convirtieron a Cambiemos en una escribanía” y en ese mismo contacto con la prensa advirtió y denunció “desde el punto de vista radical, socialdemócrata, que no despolitiza la economía, las políticas de Macri no fueron las más adecuadas. El partido se calló la boca y las consecuencias las están pagando los argentinos”.

Siempre estuvo claro que algunos radicales no estaban de acuerdo con el rumbo económico, social y político que la alianza de derecha y ultra conservadora llevaba adelante, por la sencilla razón de que iban a contramano de las banderas históricas que enarbolo y lucho el centenario partido y con las que nació.

Desde la UCR nunca se podían haber avalado, acompañado y defendido el desmedido ajuste que puso en práctica el gobierno que conducía Mauricio Macri porque en definitiva iba en contra de la misma sociedad que los votó, llevándolos a situaciones acuciantes de perder el trabajo, que los jubilados no puedan comprar los remedio, que casi la totalidad de los argentinos no puedan pagar las facturas de servicios de energía, agua y gas o que los que accedieron a los créditos UVE para comprar su casa, departamento o su auto hoy estén en la difícil situación de tener que perder todo por que las cuotas son impagables.

El silencio de la complicidad

La JR nacional permaneció muda durante cuatro años y nada dijeron ni siquiera en un escueto tiwtter para oponerse a la claudicante y vergonzante gestión llevada adelante por el PRO y que tuvo a la UCR como cola de furgón sin poder ni siquiera estar sentado en la mesa de las decisiones.

Pero si festejaron cuando Pichetto entre otros dejo el Partido Justicialista que le dio todos los cargos que ocupo y la posibilidad de ser candidato a gobernador de Río Negro para pasarse a una alianza en la que solamente lo acercaba quizás un espurio negocio personal.

Quizás le salio más fructífero a los chicos de la JR Nacional defender lo indefendible, aún cuando sabían que estaban escupiendo para arriba y que esto la sociedad no se los va a perdonar jamás y de la que dudosamente puedan volverse o recuperar esa relación que muy esporadicamente tuvieron, todo por el silencio de la complicidad.

Juventud sin rebeldía servidumbre precoz

Habrá llegado quizás el momento de que los jóvenes boinablancas, los mismos que en algún momento tuvieron un papel preponderante por llevar adelante la lucha y la defensa de las clases más desprotegidas de nuestro país vuelvan a replantear sus objetivos y sus caminos pero sin seguir las peleas y proyectos de aquellos dirigentes que la sociedad les cierra la puerta, sin convertirse en sirvientes e instrumentos de la ambición personal de ninguno de ellos y sí, los representantes de un segmento generacional o de una sociedad que necesita de nuevos cuadros políticos que a la vez estén en los partidos como la UCR fortaleciendo las ideas, el pensamiento y la acción militante.

(*) Conductor de los programas de Radio y Televisión “Santo & Pecador”

 

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios