La UCR vive entre el respirador artificial y la terapia psicológica

121

(*) Por Juan Carlos Ledesma

No hay caso, la UCR de Catamarca no puede salir del permanente estado de inmovilización que padece desde que perdió el poder en la provincia y se enfrasca cada ves más en cuestiones internas y coyunturales en las que verdaderamente poco importan a los Catamarqueños.

Hace un par de meses, los boinablancas provinciales tenían una hermosa oportunidad para refrescar el centenario partido, abrirlo de par en par para que regresen y se sumen muchos de los radicales que se fueron a sus casas cansados de ver y vivir prácticas sectarias que achicaban aún más al partido, pero en contrapartida, decidieron en una fundación del centro capitalino desechar dicha opción para seguir saliendo segundo pero sin dejar de hacer pingues negocios personales, sectoriales y familiares.

Yerros y mas yerros

Los yerros se iban sumando uno a uno, pero como si estuviese ideado por alguna cabeza que a pesar de los años que tiene no pinta canas por los resultados contundentes de un producto catamarqueño que según dicen, manda a buscar para hervirlas y con el liquido oscuro tapar dichos cabellos blancos, hasta donde llegamos.

Primero, realizaron todo tipo de prácticas para dejar afuera de la cancha y de la competencia a la lista que encabezaban el ex presidente de la UCR Dr. Horacio Pernasetti en la provincia y al actual Coordinador del Plan Belgrano y ascendente figura política de la Capital Dr. Miguel Vazquez Sastre y en la que además estaban (según aseguran) empujando el carro el ex Gobernador Eduardo Brizuela del Moral y el ex intendente de la Capital Dr. Ricardo Guzmán.

Desde las dos listas, se acusaban de todo tipo de acción fraudulenta en contra de los intereses de la otra lista y a fuerza de ser sinceros, era cierto, las dos listas estaban impregnadas de irregularidades, pero la junta electoral partidaria donde tenía supremacía la lista que armo el veterano Senador Nacional Oscar Castillo siempre fallaba en favor de los intereses de la lista que encabezaban el intendente de Andalgalá Prof Alejandro Paéz y el otrora referente peronista Dr. Roberto Gomez y así las cosas, terminaron dejando afuera de la interna partidaria a un espacio importante de radicales que iban a darle una movilidad que desde hace muchos años la UCR no tiene, no por los actores que formaban parte de dicha lista, sino por la confrontación de proyectos y de ideas que se iba a dar, más la generación de reuniones, actos y actividades partidarias a los fines de lograr la seducción de los afiliados radicales para cada una de las listas que pretendían competir para gobernar el centenario partido.

Para colmo de males, Castillo eligió al intendente Paéz para “conducir” el comité provincia y como todos sabemos DIOS esta en todas partes pero atiende en la capital y en este caso no es la excepción y por lo tanto no puede el principal partido de oposición tener un “presidente” que vive a 300 km de la capital de la provincia y que encima de ello, tiene más problemas que Macri gobernando el país, porque sólito se enfrasco en una interna por su sucesión entre los concejales Cativa y Flores que además es su esposa.

Mucho tiempo y todavía no pueden mostrar un solo acierto político

Pasaron cuatro meses desde la asunción de las autoridades y hasta la fecha no tienen un solo hecho real y concreto para mostrar, solo se vanaglorean de poner en funciones a los distintos comités departamentales, algo que debería ser natural y no un hecho trascendental, pero parece que para Paéz y compañía es todo un orgullo.

Como será que la UCR de Catamarca es incapaz de generar hechos políticos que los ponga en la gatera y se conviertan seriamente en amenaza de volver a ser gobierno que se subieron a la triste iniciativa de la UCR Nacional de pedir que los jueces paguen ganancias.

Como si en la provincia no hay cosas y hechos gravisimos para que los radicales se pongan a trabajar o será que algunos de ellos, sobre todo los que ostentan algún cargo en la legislatura o en el congreso nacional son parte de algunas canonjías espurias y por ello callan o se hacen los zonzos como perros que voltearon la olla para no perder el plato que llevan a sus mesas.

Divididos en las ideas y en el trabajo

En la Cámara de Diputados, el FCyS-Cambiemos tiene dos bloques que hasta ahora no logran consensuar una agenda común y que ponga en jaque al gobierno de la provincia con un abanico de temas que el gobierno no quiere escuchar hablar, podríamos enumerar por lo menos una centena, pero mejor que se pongan a trabajar ellos así hacen algo y justifican el sueldo.

Están tan desorientados los radicales y los integrantes de ambos bloques que más se los escucha a los legisladores de ambos bloques pedir que los legisladores vayan a las comisiones o hacer extensos homenajes a algunos referentes partidarios en los que para nada se asemejan, pero de temas importantes ni ahí que se los va a escuchar opinar o sentar posiciones.

Eso sí, a muchos se los va a escuchar de las cosas que se deben hacer para recuperar la credibilidad y hacer un partido amplio y participativo, incluso muchos hablan de Alem, Yrigoyen, Balbin, Illia y Alfonsín entre muchos otros, pero a la hora de hacer lo que predican solo vuelven a las viejas prácticas que los tiene entre el respirador artificial y la terapia psicológica.

(*) Conductor de los programas políticos de Radio y Televisión “Santo & Pecador”

 

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios