Laberinto sin salida

272

Por Juan Carlos Ledesma (*) 

El FCyS-Juntos por el Cambio de a poco comenzó a hablar de las candidaturas de este año, donde no solo se pone en juego 21 diputaciones provinciales, 8 senadurias departamentales, Concejales de casi todos los departamentos, 2 Intendentes Mutquin y Los Altos, además 3 diputados y 3 senadores nacionales.

En este sentido, algunas reuniones de los boinablancas catamarqueños muestra un alicaido radicalismo, a tal punto que muchos temen que ni siquiera puedan llevar con hidalguía la tarea de fiscalización de las PASO (si se realizan finalmente) y las elecciones generales de Octubre.

Hoy por hoy la estructura de la UCR o el FCyS-Juntos por el Cambio ni siquiera se asemeja a la de la década del ’80, menos que menos a la que supieron conquistar al calor del poder en los 20 años que gobernaron la provincia.

Problemas del armado de las listas

La lista de diputados provinciales debe ir indefectiblemente un hombre y una mujer o viceversa y el problema trasunta básicamente como va a ser el armado de este frente electoral, algunos aseguran que los dos primeros cargos ya estarían prácticamente definidos Eduardo Brizuela del Moral (h) y Marita Colombo, ahora bien si el armado fuera así resta saber como van a quedar los casilleros 3, 5 y 7 que deberían ir hombres y los nombres son muchos los que aspiran a ocupar fundamentalmente los casilleros 3 y 5 de dicha lista porque a fuerza de ser sinceros el sexto y séptimo lugar corren serio riesgo de quedar afuera de la legislatura provincial.

Por caso, ya están anotados Enrique Cesarini (PRO), Francisco Monti, Genaro Contreras y Victor “Gato” Luna (UCR) para la reelección pero además hay otros hombres que quieren en este caso volver como por ejemplo Pablo Sanchez, Miguel Vazques Sastre (UCR) y Carlos Molina (PRO) o Luis Fadel, Alfredo Marchiolli y Pablo Magini (UCR), entre otros.

Blancos que atemorizan

Los votos en blanco, es decir de aquellos ciudadanos que muestran su indignación con la clase política y van a las urnas solamente a no votar por ninguna fuerza política, en la última elección fueron 35.000 votos de catamarqueños que decidieron votar en blanco pero en medio de la pandemia seguramente esos votos en contra de los partidos y frentes electorales seguramente van a crecer de manera vertiginosa lo que va a terminar menguando las chances electorales de quienes participen en esta elección.

Por caso, el único frente electoral opositor que tiene chances de crecer es el que lidera el actual diputado provincial que termina su mandato Hugo Daniel “Grillo” Avila de “Union Patriótica de Catamarca” en relación a la elección del 2017 cuando en esa oportunidad consiguió 12.000 votos y quizás hoy pueda hasta lograr que 3 diputados ingresen a la legislatura provincial incluido Avila que va a encabezar esa lista.

Pero el FCyS-Juntos por el Cambio va a decaer en las pretensiones y seducción del electorado provincial, recordemos que en la elección pasada el 7mo. diputado ingresó casi de casualidad y hoy podemos casi asegurar que seguramente el 6to. candidato va a pelear su ingreso a la legislatura pero el 7mo. no tiene ninguna chance de poder siquiera soñar con esa posibilidad y ya no depende de como vaya a armar las listas de candidatos, porque el enojo y fastidio de los otrora votantes de esa alianza electoral ya no quiere ni verlos ni en figuritas habida cuenta que ve los mismos actores desde el retorno de la democracia atornillados a los cargos y sillones, sin mostrar alternancia, pasos al costado, propuestas y trabajo en los barrios que los acerque a una sociedad que muestra su enojo en cada elección.

Tranquilidad oficialista

Todos sabemos que quienes son oficialistas en provincias chicas como la nuestra corren con ciertas ventajas, si bien todos los diputados que terminan su mandato quieren la reelección los que no puedan lograrlo saben que de alguna manera van a estar en el presupuesto provincial, lo que les termina asegurando un conchavo para seguir en carrera.

Altas fuentes del gobierno provincial con llegada a los distintos popes del oficialismo como el actual gobernador Raúl Jalil, el intendente de la ciudad capital Gustavo Saadi y la diputada nacional Lucia Corpacci aseguran que a lo sumo van a ver 3 reelecciones y los demás al presupuesto de la provincia.

Incluso intendentes oficialistas están pidiendo lugares en la lista de diputados provinciales, lo que hay que recordar es que el armado es como lo hemos consignado al principio de la nota editorial un hombre y una mujer o viceversa y ya hay varias mujeres anotadas.

Si bien en elecciones anteriores el actual gobernador le ofrecía el armado de esas listas a la ex gobernadora Corpacci hoy al ejercer la primer magistratura de la provincia quiere colocar algunos candidatos/as y lo que resta saber es si el actual intendente de la capital Gustavo Saadi va a sugerir algunos nombres para dicha lista.

 (*) Conductor de los programas políticos de Radio, TV y redes sociales “Santo & Pecador”

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios