Los desafíos de Zenteno en Valle Viejo

819

Por Juan Carlos Ledesma (*)

La intendenta de Valle Viejo Susana Zenteno que asumió el Sábado próximo pasado y que apenas pudo recorrer las oficinas se topo con una triste y acuciante realidad, la que los acólitos del intendente saliente Gustavo Roque “Gallo” Jalile habían desmantelado y arrasado como si los bienes muebles y otros de la municipalidad fueran de su propiedad.

Se llevaron todo y lo que no pudieron lo destruyeron para que Zenteno arranque con palos en la rueda, con zancadillas propias de un patrón de estancia, de un hombre que poco aprendió lo que es vivir en democracia, a pesar de que buscaba su sexto mandato al frente de dicha municipalidad, sin aceptar los resultados de un pueblo que eligió una propuesta diferente y como no fue la suya no dejaron ni las sillas.

Zenteno arranca menos diez en relación a como recibió el municipio, al estado en que se encuentra las distintas oficinas y donde parece que estas dos últimas semanas la municipalidad de Valle Viejo fue tierra de nadie, donde el intendente con algunos de sus seguidores tuvieron la impunidad de hacer lo que se les plazca, aún a costa de saber que lo que estaban haciendo era un delito en contra de la administración pública y los bienes, pero en la mentalidad y el delictivo accionar del “Gallo” estas prácticas parecen ser comunes y normales.

Habrá que esperar que la justicia actué rápidamente y obligue a quienes fueron autores materiales e intelectuales a devolver cada cosa que se robaron o destruyeron y además la inhabilitación de por vida a ocupar cargos públicos, ya que no se puede tener tolerancia con quien obra de esta manera.

La ganancia de la intendenta 

Pero no todo es malo para Zenteno, porque con estas actitudes canallescas y delictivas del ex intendente Jalile el pueblo chacarero termino de confirmar el error que venían cometiendo al acompañar a un oscuro personaje de la política de Valle Viejo que solo utilizaba la municipalidad por un lado, para designar a sus familiares más directos y hacer con ello una pyme familiar y por el otro lado, hacer de las arcas municipales un beneficio personal y también familiar.

A partir de estas acciones que se llevaron a cabo en la municipalidad por algunos ex funcionarios, empleados y dirigentes del FCyS, la sociedad decidió acompañar aún más a la intendenta y darle crédito a su llegada, sorprendida por todo lo que están viviendo y conociendo cada hora y día que pasa.

Ante este panorama, Zenteno tiene más apoyo de los vecinos chacareros que no salen de su asombro y quedaron pasmados por las actitudes asumidas por el perdedor que se parecen a la de un nene caprichoso, que por la negativa de la mayoría del pueblo de volver a votarlo se enfurece y muestra lo peor de su ser realizando estas bajezas que solo lo terminan de mostrar tal cual es; un violento y anti democrático.

Los desafíos

Ahora Zenteno tiene la gran responsabilidad de mostrar algo distinto, de recuperar la confianza de los vecinos en la clase dirigente y en las instituciones, pero además de pacificar para pensar y proyectar un Valle Viejo distinto sin quedarse meramente en lo discursivo, sino que además, sea capaz de avanzar y concretar con las propuestas por las que en ella confiaron en cada visita, en cada reunión, en cada apretón de manos y en cada mirada que tuvo a lo largo y ancho de todo el departamento con sus vecinos.

Muchas son las cosas que hay que hacer para salir de la postergación y la dejadez que caracterizaron a la vergonzante y claudicante gestión de Jalile, en la que solamente se recurrió a las falsas denuncias, a las peleas y los conflictos como método de desviar la atención de todos los chacareros.

El Valle Viejo que debe ser

Hoy la intendenta tiene todo para que Valle Viejo sea distinto, primero por el acompañamiento de la sociedad que cansada de esperar y esperar confió en sus propuestas y ahora esta ávida de empezar a ver como de a poco se van realizando desde el municipio las obras necesarias que lo coloquen a todo Valle Viejo en un departamento en crecimiento claro y sostenido.

Luego porque esta el gobierno provincial con Raúl Jalil que va a ser parte y esta deseoso de poder cumplir esos anhelos y sueños y por último el gobierno nacional que va a abrir las puertas de los distintos ministerios también para ayudar y ser parte del Valle Viejo que debe ser.

Pero quizás la obra más importante tiene que ver con una cuestión cultural, cual es la de cambiar las formas y maneras de hacer política en Valle Viejo, sin imponer, atropellar o persiguiendo al que piensa distinto, por ello, quizás habrá que darle muchas horas al trabajo de pacificación de todos los chacareros, entendiendo que solo así se podrá avanzar en serio y de manera sostenida y sin ser tapa de algún diario por el escándalo que llevó el sello de Jalile y compañía.

(*) Conductor de los programas de radio y televisión “Santo & Pecador”

 

 

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios