Oposición casi inexistente

319

Por Juan Carlos Ledesma (*)

En cada uno de los gobiernos que se fueron suscitando en la provincia y con la advenimiento de la democracia en el ´83, fuimos viendo como el rol de oposición se fue diluyendo, cayendo a niveles extremadamente peligrosos al punto de no saber por ejemplo si en la cámara de diputados de la provincia hay bloques de la oposición o son 41 diputados/as oficialistas.

Cuando hablamos de ejercer el rol de oposición nos referimos claramente a una manera de sentar posiciones ideológicas o políticas contrarias al oficialismo de turno, alternativas a los distintos proyectos que pone en práctica y lleva adelante imprimiéndole su sello identificador. Ideológicas y políticas no es lo mismo ni son sinónimos, pero marcan a las claras lo que desde un sector político hacen de la cosa pública, con las políticas de estado y puntualmente a lo referido a lo ideológico tiene que ver con lo medular, lo conceptual de las ideas que realiza el oficialismo de turno.

Nadie quiere una oposición que se oponga por oponerse, que ponga trabas en las ruedas o zancadillas de la peor estirpe, pero si una oposición que se ponga los pantalones largos y ejerza el rol que le dio la sociedad, cual es la de contralor, pero también la de ofrecer una alternativa, cambios, diálogos cuando sea necesario, la discusión de ideas y cambios cuando la situación lo amerite.

Desde lo político hay una fuerte orfandad de liderazgo en los partidos de la oposición, ni siquiera la UCR tiene hoy en día un líder conduciendo este proceso de derrotas y planificando estratégicamente acciones que los vuelvan a colocar como una alternativa al oficialismo y tampoco se visualiza una segunda línea de cuadros que se anime a dar la pelea en el centenario partido para dar vuelta de página y se vea un partido de puertas abiertas, por lo tanto el oficialismo no ve con preocupación a la oposición y por ello, cabalga calmo sin moros en la costa.

De hecho, la dupla Oscar Castillo y Eduardo Brizuela del Moral solo persiguen el segundo puesto que no es menor a la hora de la repartija porque se terminan llevando las bancas de senador y diputado nacional más espacios en las listas de diputados y concejales para amigos y parientes.

Oposiciónes distintas

En la década de los ´80 en los gobiernos de Ramón Eduardo y de Don Vicente Leonidas Saadi hubo una fuerte oposición no solo de la UCR, también la hubo del Movimiento Popular Catamarqueño y Movilización quienes ejercían una fuerte discusión y debate desde lo ideológico y la política.

Luego de la intervención federal del ex presidente Carlos S. Menem a los tres poderes del estado catamarqueño y con la llegada de Arnoldo y Oscar A. Castillo al sillón de Avellaneda y Tula se vivió con una fuerte oposición, primero bajo la conducción del ex gobernador Ramón Saadi y luego con la llegada del dirigente gastronómico Luis Barrionuevo.

Tanto en los ´80, ´90 y principio del 2000 había bloques opositores consolidados y preparados para los debates que se promovían en la legislatura catamarqueña, porque había legisladores tanto de los oficialismo como de la oposición que conocían de las distintas temáticas que se trataban y pasaban por la caja natural de resonancia política de la provincia.

Esto se dio hasta el primer gobierno de Eduardo Brizuela del Moral, pero muy rápidamente se comenzó a ver como lentamente se fueron cambiando la llegada de cuadros políticos y formados, por los acomodos de amigos y parientes pocos leídos, instruidos y que solo llegaban por la manifestación abierta de un sí claudicante a quienes de manera transitoria ejercieron y ejercen el poder en los distintos partidos o frentes electorales.

El canto de un grillo en soledad

Cuando llega la primavera, empezamos a escuchar el canto de los grillos que lo hacen para llamar a sus parejas y aparearse, en el caso de la cámara de diputados es todo lo contrario, Hugo Daniel “Grillo” Avila canta en todas las estaciones pero para levantar la voz y ejercer su rol de opositor que la sociedad le dio en las elecciones del 2017.

(*) Conductor de los programas de Radio y Televisión “Santo y Pecador”

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios