Oposición sin fuertes liderazgos encamina a Oscar y Eduardo como candidatos

563

Por Juan Carlos Ledesma (*)

La pandemia parece haber carcomido el ingenio y la capacidad a la oposición de ejercer ese rol de manera altruista y con propuestas serias que seduzcan a un electorado que salvo raras excepciones esta decepcionado y no encuentra nuevos liderazgos que refresquen y renueven a los frentes opositores.

Parece mentira que a diez años de haber perdido el poder político en la provincia el FCyS todavía cuente con Oscar Castillo y Eduardo Brizuela del Moral como figuras excluyentes y no haya podido encarar siquiera un proceso de recambio generacional que conlleve con el crecimiento de figuras nuevas que encaren y lideren un proceso distinto en la oposición donde obligue al gobierno actual a cada día ser mejor, bajo la amenaza de volver a convertirse en una opción y gobernar de nuevo la provincia.

Castillo solo trabaja para ser el jefe político de la oposición y manejar el partido como herramientas electoral de negociación dentro y fuera del mismo, esto es, que ante la aparición o crecimiento de algún sector o dirigente político él tenga la posibilidad de convocarlo con el solo ofrecimiento de una posible candidatura, lo que termina matando cualquier posibilidad sería de un armado que enfrente esas viejas estructuras que ya nada pueden dar ni ofrecer salvo el de salvarse ellos con algunas candidaturas y colocar a parientes y amigos. Hacia afuera, porque son permanentes socios y escribanos de los actos de gobierno, claro que en política nada es gratis, las prebendas son muchas y muy generosas, ante unos muy pocos comensales que se distribuyen lo recaudado como botín sin ningún escrúpulo y a escondidas de los militantes y dirigentes que durante todo el año trabajan de manera inalterable y con los principios bien arraigados.

De Brizuela poco se puede decir, ya casi no hace política y encima en su sector nadie tomo la posta como para aprovechar ese liderazgo que supo generar al calor del poder durante los años de gloria del FCyS.

Oposición dentro de la oposición inexistente 

Lamentablemente no solo hay que culpar a Castillo y Brizuela del Moral, sino también a todos los dirigentes que por ahí se animaron a construir una línea y espacio distinto a la línea celeste y el movimiento renovador porque después de duros discursos contra estos liderazgos con pies de barros terminan entregándose por alguna candidatura a diputado o concejal y es allí cuando todos terminan matando al frente político y a las esperanzas de una sociedad que busca una opción distinta.

Al parecer el ego de estos dirigentes es más fuerte y por ello no son capaces de armar un espacio en común donde lo principal no sean las candidaturas sino el proyecto político, las propuestas electorales, el recambio dirigencial y discursivo con una fuerte convocatoria hacia adentro y afuera para que vuelvan todos esos radicales que están en sus casas decepcionados y haciendo participes a la sociedad.

Flavio Fama que en las elecciones pasadas fue candidato a intendente de la capital por el FCyS-Juntos por el Cambio, se animó a formar un espacio o línea interna de la UCR la que llamo “Raúl Ricardo Alfonsín” creyendo quizás que con el nombre que muchos radicales respetan y recuerdan se iban a autoconvocar solos y hasta se quiso animar a confrontar en una interna con Castillo, Guzmán y Brizuela del Moral, pero a poco del armado de listas y mostrar lo que tenía quedó en evidencia que solo eran un puñado de radicales soñadores que se iban a quedar en el intento de armar una lista partidaria, con dirigentes sin peso, sin votos y muchos hasta sin militancia política.

Los partidos socios del FCyS también son culpables porque solo buscan estar en las listas de cargos electivos y no fueron ni son capaces de generar debates que cambien un poco los caminos y el rumbo, a la par de que cada vez son menos en cada uno de estos partidos al ver que siempre son los mismos los que se postulan y ocupan los cargos.

Caminando hacia las PASO

Así las cosas, en el principal frente partidario se va encaminando con un Oscar Castillo como candidato a senador nacional y al ex gobernador Eduardo Brizuela del Moral como reelecto diputado nacional o en su defecto a su hijo Eduardo (h). lo que terminaria de sepultar las chances electorales y quizás hasta con la posibilidad de salir tercero si se animan algunos actores de la política a armar un frente con dirigentes de varios partidos políticos.

(*) Conductor de los pogramas políticos de Radio, TV y redes Sociales “Santo & Pecador”

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios