Solos no se puede, todos juntos es mucho más fácil

328

Por Juan Carlos Ledesma (*)

Las próximas elecciones provinciales son fundamentales e históricas, toda vez que se asemeja mucho a las elecciones del 2011 donde el FCyS intento la re re del entonces Gobernador Eduardo Segundo Brizuela del Moral que le llevaba a cualquiera de sus competidores más de 20 puntos de diferencia y medía en casi todas las encuestas 60 puntos lo que en ese entonces parecía imbatible, de hecho los dirigentes del FCyS casi estaban aburguesados creyendo “esto es pan comido”.

A partir de allí, el binomio Brizuela del Moral y Oscar Castillo como jefes políticos y estrategas del frente que gobernó 20 años la provincia cometieron una serie de errores que les costo el gobierno y como ejemplo podríamos citar varios pero vamos a concentrarnos en los que principalmente fueron muy notorios, entre los cuales se encuentra principalmente el haberse creído esos números fríos que las encuestas arrojaban, luego hicieron una formula netamente radical tirando por la borda el mensaje mentiroso que utilizaron durante esos años en los que estuvieron gobernando la provincia y por último el ninguneo que le hicieron a la militancia y dirigencia política del FCyS con sus partidos socios desde el mismo nacimiento del FCyS, además de sumarle la falta de respeto, el cerramiento de las puertas a debatir el rumbo del gobierno, las acciones que se debían tomar en función del adversario que se tenía que no solo era el peronismo sino y fundamentalmente el gobierno nacional de Cristina Fernandez de Kirchner y el cambio de actores, caras y mensajes que se le imprimió a esa campaña electoral.

Creyeron que el proyecto político conjunto de todas esas fuerzas que se convirtieron en referentes para los catamarqueños ya no servía, que había muerto y en contrapartida un nuevo liderazgo había nacido para quedarse y perpetuarse en el poder llamado Eduardo Segundo Brizuela del Moral, tanto es así que casi habían perdido el rumbo político y social, no tenían trabajo militante en las calles y los barrios y todo estaba sujeto a lo que ellos llamaban el “gran elector”… que no era otro que Brizuela del Moral.

Cualquier parecido es meramente coincidencia…

Lo que sucede hoy en día en el frente gobernante es casi un calco de aquella época, la actual mandataria provincial Dra. Lucia Benigna Corpacci mide 60 por ciento, reflejado en todas las encuestas que realizaron tanto el gobierno nacional, el provincial y el intendente de la capital Lic. Raúl Jalil, a cualquier inmediato competidor le lleva más de 20 puntos de diferencias, si la primer mandataria decide ir nuevamente de candidata afrontara la estigmatización de que nadie a podido ser tres veces gobernador y nadie pudo sortear y conseguir la re re en Catamarca.

Asimismo, el gobierno en muchas áreas tiene funcionarios chatos y casi sin gestión, lo que hace que muchas veces sea Lucia Corpacci la que tenga que salir a aclarar o trabajar para resolver problemas ocasionados en estas áreas cuando todo indica que los funcionarios son los encargados de trabajar en la resolución de los inconvenientes y la de dar la cara como primeros fusibles, lo que no siempre pasa.

Socios ninguneados y casi sin incidencia en las decisiones trascendentales

El gobierno de la provincia en la figura de la gobernadora, el corpaccismo bobo y algunos no tan bobos o demasiados picaros, vienen teniendo una actitud muy fuerte de menoscabar a los socios que trabajaron y permitieron que muchos que hoy son funcionarios, intendentes, concejales, diputados y senadores sienten el traste en esas hermosas y amplias oficinas con cómodos sillones y aires acondicionados, más aún, los marginan de toda posibilidad de ser parte del gobierno por el solo hecho de cuestionar alguna acción que tome la gobernadora Corpacci como si no tuviera posibilidad de cometer yerros.

Este gobierno tiene muy pocos funcionarios buenos o sobresalientes y una cantidad enormes de funcionarios inoperantes y maliciosos, y esto ocurre porque prefieren poner en los cargos a quienes permanentemente tienen actitudes de zalamerías y chismosos, dejando de lado y ningunear a dirigentes con demostradas capacidades para ocupar los cargos de un gobierno que debería ser a esta altura sumamente eficaz y que lamentablemente en muchos casos no lo es.

Poner de candidatos a diputados a hijos de o militantes de la selfies habla a las claras de la importancia que le da este gobierno a la legislatura provincial al colocar a chicos sin ninguna formación política y que nada van a decir a la hora de defender una gestión y/o acción de gobierno. Encima cada día que pasa queda demostrado que estos pobres chicos no se les cae una sola idea para presentar un proyecto en beneficio del pueblo y en cambio todos los días a las siete de la mañana nos clavan una selfie con un mensaje “hay equipo”, o “hoy puede ser un gran día”.

Solos no se puede, todos juntos es mucho más fácil

Sin el concurso y la participación de todos los sectores del peronismo no se puede, en cambio todos juntos es mucho más fácil, pero para ello, el gobierno provincial que es quien tiene la sartén por el mango,  deberá trabajar para acercar posiciones y acordar en un marco de trabajo serio a todos los sectores porque en esta elección no enfrenta solamente un alicaído FCyS-Cambiemos y sin un fuerte liderazgo, sino que se enfrenta al gobierno nacional y la gobernadora sabe muy bien lo que ello significa.

Muchos integrantes de este mismo espacio que lidera la gobernadora Corpacci tienen la aspiración hasta de ser candidatos y pelear la intendencia de la capital, con lo que se llevarían la gobernación y la intendencia más importante de la provincia, dejando solamente las migajas de siempre a los socios históricos, lo que va a ser un terrible error de interpretación trascendental del momento que se vive en términos políticos y con un resultado que puede marcar el lugar donde se va a ubicar cada uno de los actores… continuar en el gobierno o volver rápidamente a la oposición.

Cuando solo no se puede, hay que abrir los brazos y convocar a todos los sectores, máxime cuando la que más tiene para perder es quienes están y conducen el poder desde hace más de seis años, porque de poder los cuasi socios solo lo huelen pero no son parte de esa gran mesa que debería ser donde estén algunos otros comensales.

(*) Conductor de los programas políticos Radio y TV “Santo & Pecador”

 

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios