Con los médicos agotados, Schiaretti prohibió las reuniones el Día del Padre

700

Rechazó el pedido de los intendentes de permitirlas este domingo. El lunes regresan las clases presenciales en la mayoría de las localidades del interior.

El Gobierno de Córdoba anunció este jueves el nuevo esquema de restricciones que regirán por dos semanas, en un contexto de alto el nivel de ocupación de camas críticas, la posibilidad cierta de que junio sea el mes más devastador de la pandemia y ante el «agotamiento» de los trabajadores de la salud que advierten estar «al borde del colapso».

Una cartelera colocada por la dirección de Recursos Humanos en el Nuevo Hospital San Roque, en el corazón del Polo Sanitario de la ciudad de Córdoba, en la que se invita al personal de salud a «tomar un minuto para expresarse» sirve de termómetro del cansancio de médicas y médicos: «Agotados, mal pagos, muy triste, pisoteado, sobrepasado», fueron algunas de las expresiones que en clave de catarsis escribieron los profesionales. Justo al lado, una comunicación oficial informa que las vacaciones están suspendidas.

«Nuestros compañeros siguen muriendo a pesar de estar vacunados y entendemos que no es una situación fortuita, los cuadros de estrés agudo, trastornos adaptativos y síndromes de burnout sin duda impactan negativamente en nuestro sistema inmunológico», dice un comunicado firmado por la Multisectorial de la Salud, un colectivo que integran gremios y médicos autoconvocados.

Agregan: «Lamentablemente se cumplieron todos nuestros pronósticos, la crítica y dramática situación sanitaria que atraviesa nuestra provincia es la crónica de un colapso anunciado y responsabilidad del Gobierno de la Provincia, que saltando todas las alertas que no solo planteamos desde la multisectorial sino también de reconocidos sanitaristas y epidemiólogos».

Los datos oficiales indican que 2.779 personas están internadas, de las cuales 600 requieren respiración mecánica; lo que representa una leve mejora respecto de la semana anterior que finalizó con 2.972 personas internadas. Respecto de la ocupación de camas, la incorporación de 100 anunciada este jueves hizo que el porcentaje actual bajara al 79,3 por ciento. En paralelo, la Provincia informó 4.633 decesos desde el comienzo de la pandemia, lo que representa un 5,3 por ciento del total registrado en el país, un porcentaje menor a la mortalidad histórica de la provincia, que representa en tiempos de prepandemia un 9 por ciento aproximadamente.

En el contexto de estos datos y en medio de la campaña de vacunación, que lleva colocadas 1.455.195 dosis, aunque con sólo 290.618 personas con la inoculación completa, el Gobierno anunció el retorno de las clases presenciales en las localidades más pequeñas, aunque resistió la presión de los intendentes por habilitar las reuniones familiares de este domingo, cuando se celebre el Día del Padre.

Desde el lunes, en la ciudad de Córdoba y las principales del interior de la provincia se mantendrán las clases virtuales, pero en aquellos municipios con menos de 30 mil habitantes los alumnos de todos los niveles deberán regresar a las aulas bajo el esquema de «burbujas». También regresará a la actividad presencial en los jardines maternales.

Bares y restaurantes podrán permanecer abiertos hasta las 19, con un aforo del 30 por ciento en las mesas ubicadas en el interior del local; y el servicio de delivery estará habilitado hasta las 23. Los shopping, galerías comerciales, peluquería y salones Spa podrán abrir hasta las 19. Los gimnasios y natatorios serán reabiertos desde el 26 de junio.

Permanecerán cerradas las salas de cine y teatro, los salones de fiestas y los casinos; y siguen inhabilitadas las actividades turísticas.

El ministro de Gobierno, Facundo Torres, dijo que con las medidas el Gobierno intenta «mantener el equilibrio» entre las crisis sanitaria y económica. «Hemos socializado las medidas con el Comipaz (comité interreligioso) y las cámaras empresariales», dijo el funcionario.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios