Danza de renuncias, denuncias y fractura en Juntos por el Cambio

80

La solidez que se proponía mantener Juntos por el Cambio fuera del poder comenzó a tambalear oficialmente este jueves, al conocerse las virtuales salidas de ese espacio de dos diputados nacionales, con lo que el oficialismo próximo a desembarcar en el llano bajará su número -por ahora- de 119 a 117.

Las salidas de dos legisladores comenzaron a circular como rumor primero y después como virtual confirmación, al corroborar prácticamente las fuentes del bloque consultadas que dos diputados del interior estaban armando las maletas para iniciar un éxodo que habrá que ver en dónde termina. Se trata de un miembro del Pro, el diputado Antonio Carambia, de la provincia de Santa Cruz, y una aliada peronista, Beatriz Luisa Avila, que integra el monobloque Partido por la Justicia Social.

Avila es esposa de Germán Alfaro, intendente de la capital tucumana, un aliado del ahora oficialismo a punto de dejar el poder. Beatriz Avila fue junto con Cambiemos en las elecciones de 2017, que entonces obtuvo la misma cantidad de bancas que el peronismo: dos. En esa oportunidad encabezó la lista de Cambiemos el radical José Cano, secundado por la citada Avila, que ahora se aparta de lo que a partir del 10 de diciembre será la bancada de Juntos por el Cambio.

Otro que se va es, como dijimos, el santacruceño Antonio Carambia, que ingresó a la Cámara baja en 2017, secundando a la radical Roxana Reyes. En esa oportunidad, Cambiemos venció al peronismo santacruceño ganando las dos bancas por la mayoría en el Senado, y otras dos bancas en la Cámara baja, mientras que el kirchnerismo obtuvo la restante.

Quien fuera el primer diputado nacional electo de la historia de Las Heras, es precisamente hermano del intendente de ese municipio, José María Carambia.

No hay noticias de que estos dos diputados vayan a sumarse al oficialista Frente de Todos, aunque estará claro que desde afuera podrían jugar con el futuro oficialismo. Pero el temor que se esparce por Juntos por el Cambio es que las bajas se extiendan.

En un primer momento se había hablado de la posibilidad de que el bonaerense Pablo Ansaloni, del Partido Fe, también se aleje de Juntos por el Cambio, aunque de momento esa ruptura no se ha producido.

Lo que sí se advierte es la posibilidad de que otros aliados del todavía oficialismo decidan alejarse también. La lista de nombres incluye a los sanjuaninos Eduardo Cáceres y Marcelo Orrego, éste último elegido en las últimas elecciones y quien fuera candidato a gobernador de esa provincia. Es un hombre cercano al senador Roberto Basualdo, quien sin embargo sigue alineado al oficialismo en la Cámara alta.

La lista de nombres que podrían emigrar incluye al peronista riojano Felipe Alvarez, también elegido el 27 de octubre, aunque otras fuentes daban por seguro que éste se quedará dentro de ese espacio, integrando un bloque unipersonal.

Estos reacomodamientos son atribuidos por las fuentes consultadas a cierto enojo de parte de los diputados del interior que advierten que en ese espacio, fundamentalmente en el Pro, prevalece el centralismo y todas las autoridades de bloque son de Capital Federal o la provincia de Buenos Aires. Es precisamente el malestar que esbozó el puñado de diputados alineados con Emilio Monzó que amagaron hace algunas semanas con formar un bloque que se mantenga dentro de Juntos por el Cambio, pero fuera del Pro. De momento, esa posibilidad no se ha concretado, pero está latente.

Lo cierto es que, el libro de pases en la política no cierra nunca, pero en este caso las definiciones, al menos para este inicio del nuevo período.

Tal es así que, en la Cámara alta ocurren denuncias la dirigente riojana Clara Vega, de extracción justicialista, denunció que la senadora e intendenta electa de La Rioja Inés Brizuela y Doria (UCR) no renunció a su banca con el fin de evitar que ella asuma en su reemplazo y complete el mandato hasta 2023.

Brizuela y Doria accedió a su banca en 2017 por la mayoría acompañando a Julio Martínez en la lista de la alianza Fuerza Cívica Riojana, donde los suplentes fueron el radical José María “Gugú” Rivero -actual concejal del departamento General Belgrano- y la exdiputada nacional Vega, en ese orden.

Si bien en ese momento no se había sancionado la Ley de Paridad de Género, Vega sostiene que deben aplicarse las disposiciones de esa norma, que indica que si se produce una renuncia, el reemplazante debe ser del mismo sexo que el legislador saliente.

Vega se ampara en el fallo de María Servini de Cubría que, a partir de un amparo presentado por Malena Galmarini, permitió que a mitad de este año la renunciante Anabella Hers Cabral fuera reemplazada por Alejandra Caballero y no por Jorge Garayalde, quien seguía en la lista.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios