El ancestral rito de la Pachamama se celebró en El Shincal

39

El Shincal de Quimivil fue escenario de la ceremonia milenaria en homenaje a la Pachamama, en la que se realizó la tradicional Corpachada donde se ofrendaron todo tipo de comidas y bebidas a la Madre Tierra.

Cada 1 de agosto marca el inicio del año agrícola y se celebra este vínculo con la Madre Tierra, donde se le pide mejores cosechas y buena salud; es una fecha de agradecimiento y diálogo con la naturaleza.

En esta oportunidad, quienes protagonizaron la ceremonia fueron más de 200 niños y niñas de jardines de infantes de las localidades de Londres y Belén, quienes estuvieron acompañados por docentes, familiares y visitantes del sitio.

Las actividades programadas iniciaron al mediodía con la corpachada, para la cual se realizó un hueco en la tierra y los niños ofrendaron frutas, nueces, comida cocida, hojas de coca, vino, entre otras cosas.

Todo el sitio estuvo decorado con gallardetes, tulmas y aguayos coloridos, junto a una muestra colectiva de murales elaborados por los diferentes jardines de infantes, con un mensaje alusivo a la fecha.

Posteriormente se realizaron actividades en el Tanta, un espacio lúdico recientemente inaugurado; donde, de forma interactiva, aprendieron sobre distintas prácticas ancestrales como el hilado con huso, el uso de morteros para moler granos y especias, y la utilización de quipus, una herramienta compuesta por un conjunto de cuerdas con nudos que se usaba para llevar la contabilidad de las comunidades.

Al finalizar la jornada se recorrió el sitio arqueológico para que, a través de la exploración, puedan tener una aproximación de manera vivencial al patrimonio y la vinculación del mismo con nuestra identidad.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios