El gobernador esta furioso con la gestión de su hermano en mineria

853

El gobernador Raúl Jalil esta que trina por la falta de una política minera que seduzca y que marque el horizonte del gobierno que arrancó hace poco más de un año y que según entiende el primer mandatario provincial eso no esta sucediendo, funcionarios muy cercanos al gobernador nos comentaron “Fernando cuando quiso ir a YMAD le pidió que lo saque a Rodolfo Miccone porque según él era una piedra en el zapato y respondía a Lucia”, el gobernador accedió aún cuando esto podría traerle dolores de cabeza y una pelea innecesaria con la ex gobernadora Lucia Corpacci.

Luego y según las mismas fuentes que dialogaron en exclusiva con PL y pidieron reservas de la fuente luego envío los nombres de quienes iban a ir a la empresa CAMYEN, en esto “el gobernador también accedió”, pero ahora el gobernador Jalil ya quiere hechos concretos y hasta ahora Fernando solo se pasea en El Rodeo desde mediados de Diciembre y al parecer quiere seguir descansando… de que será que quiere descansar si todavía no trabajo nunca.

Para colmo de males Raúl no solo le achaca los yerros a Fernando por el primer intento de la nueva Ley de regalías mineras en las que el poder ejecutivo provincial tuvo que dar marcha atrás y negociar con lo senadores una nueva ley, dicen que en un momento dado en el despacho grito “quien me manda a poner a este inservible que lo único en lo que se preocupa es en hacer negocios personales” y luego habría agregado “ya me habían dicho que no lo ponga por inutíl”.

Pero el enojo de Raúl no termina allí, la gota que rebalso el vaso fue cuando Fernando Jalil compro el hotel Arenales en US$ 1.000.000 en plena pandemia y tremenda crisis económica, donde los comerciantes le imploraban al gobernador que los dejara trabajar porque no podían pagar los impuestos, los empleados, medio aguinaldo y los altísimos alquileres, encima en una reunión con los propietarios de los comercios donde se juntaron para ver como podían trabajar, uno de ello fue claro y contundente “gobernador con el respeto que se merece y le tengo estamos muy mal nosotros, pero al parecer a todos no les va nada mal, porque su hermano compro un hotel”, a lo que el gobernador solo atino a decir yo no tengo nada que ver y movía la cara como diciendo “por DIOS que imbécil”.

Hoy por hoy nadie puede asegurar que la relación entre Fernando y Raúl estén bien o mejor dicho vaya a acomodarse, solo hay que recordar que muchas veces estuvieron pasando por muy malos momentos pero aseguran algunos hoy que el gobernador está muy enojado con su hermano porque lleva adelante una pésima gestión y nada hace presuponer que pueda mejorar.

Será que al fracasar su gestión en la minería Fernando tendrá los días contados en su cargo o quizás el gobernador solo atine a consultar sobre este tema a gente con experiencia y que puede aportarle mucho más ? eso seguramente lo veremos muy pronto, a seguir muy de cerca lo que pasa en Ymad, el Ministerio de Mineria y CAMYEN.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios