El plan de Alberto para construir un cuarto de millón de viviendas antes de terminar el mandato

522

El presidente quiere que se construyan 100 mil «soluciones habitacionales» antes de fin de año.

Alberto Fernández quiere construir 264.000 viviendas antes de terminar el mandato en 2023 para reducir el preocupante déficit habitacional de la Argentina.

Como no se pudo hacer el censo 2020 por la pandemia, en el Gobierno no tienen actualizado de manera oficial el número de viviendas faltan en el país, pero siguen tomando como referencia los de más de 3,5 millones de déficit de unidades que arrojó el censo 2010.

Dos tercios de esa suma se refieren al déficit «cualitativo» de viviendas. Esto quiere decir que a más de 2,3 millones de viviendas les hacen falta mejoras, mientras que hacen falta al menos 1,2 millón de viviendas construidas desde cero.

Para comenzar a acercarse de alguna manera a ese número, el presidente bajó la orden al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, para que mediante varios mecanismos con los que cuenta el Estado, puedan garantizar el acceso a más de un cuarto de millón de viviendas en diciembre de 2023. El presidente y el ministro hablaron de llegar a 100 mil viviendas para antes de fines de este año.

Este martes, Alberto y Ferraresi entregaron en San Martín la vivienda número 10.000 desde que el ex intendente de Avellaneda asumió en lugar de María Eugenia Bielsa en noviembre. En esta ocasión, lo hicieron por medio del programa Procrear II.  El Gobierno informó que en ese lapso se sortearon los nuevos Créditos Casa Propia para refaccionar y construir viviendas y se presentó el nuevo Programa Reconstruir para finalizar la construcción de 55 mil viviendas paralizadas o abandonadas durante el gobierno de Mauricio Macri.

En Nación, Luciano Scatolini, dijo que el gobierno de Macri «no hizo una sola obra de Procrear en 4 años, ni siquiera se habían terminado las que habíamos dejado en proceso de construcción». El funcionario anticipó que se espera para antes de fin de año la ejecución 15 mil viviendas nuevas por Procrear, además de los sorteos para créditos de construcción en lotes con los que ya cuentan las familias, que representan otras 22 mil unidades habitacionales.

«No vamos más por el UVA, sino por el trabajo», dijo el funcionario en referencia a los créditos de la construcción cuya cuota no puede superar el 25% del ingreso familiar.

El ministerio lleva adelante otros programas para cumplir el objetivo. Scatolini explicó que lanzarán una licitación pública nacional para que el Estado pueda comprar tierra. «No vamos a tener una lógica especulativa con el suelo, el Estado tiene tener que participación activa, para que no sea el mercado el que regule», explicó.

 

En este sentido, la semana que viene, el presidente encabezará un anuncio sobre los avances del plan de suelo urbano, lanzado el año pasado con el objetivo de que el Estado, tanto a nivel nacional como provincial y municipal, compre lotes en desuso para urbanizarlos.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios