Juan Carlos Schmid: “El 15% de las paritarias es una fantasía, no lo va aceptar nadie”

279

Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT, aprovechó los primeros días de 2018 para hacer un tratamiento para tratar de bajar alguno de los kilos de más que había sumado el año anterior. Dice estar conforme con los resultados y promete que hoy al mediodía, en el asado que ofrecerá Luis Barrionuevo en Mar del Plata, no se saldrá de la dieta. También anticipa que será un año de “muchísima tensión” con el Gobierno que, cree, busca poner “de rodillas al sindicalismo”.

En las últimas horas, el Gobierno dejó claro que hay un techo del 15% para las paritarias y que este año, a diferencia de otros, no está dispuesto a aceptar cláusulas gatillo, ¿cuál es la posición de la CGT?

A principios de año siempre es un folclore el porcentaje en el que van a cerrar las negociaciones paritarias. Los gobiernos siempre dicen una cifra y la realidad al final del año termina demostrando otra. Creo que el porcentaje del que está hablando el Gobierno del 15% está encerrado en una fantasía, en una burbuja. No lo va a aceptar ninguna organización sindical.

¿Usted dice que el 15% no pasa?

El 15% no pasa si no hay actualización por la inflación. ¿Por qué voy a creer en un programa económico que hasta ahora lleva un 70% de inflación acumulado en los dos años de gestión?

¿Y qué número maneja la CGT?
Bajo ningún punto de vista puede ser ese. Cada mesa paritaria tiene su propia naturaleza, su característica. La CGT, en todo caso, lo que establece es una respuesta de orden político de que no podemos confiar en las pautas que da el Gobierno porque evidentemente ha fallado. Yo diría que cada vez demuestran menos confianza las declaraciones del Gobierno, cada vez tenemos menos confianza en lo que dice el Ejecutivo.

¿Y eso como se soluciona?

Se soluciona, si se puede, a través del diálogo. Y si no se puede, a través de las medidas que puede llevar adelante el sindicalismo argentino que es la confrontación a través de medidas de fuerza, de movilizaciones…

Yo le preguntaba si hay un número que tenga en mente la CGT para las paritarias

Lo que pasa es que en el sector portuario y marítimo de repente un 20% nos puede cerrar. Pero hay otros sindicatos que están muy sumergidos que necesitan un porcentaje mayor. Por eso soy reacio a fijar porcentajes, porque hay una desigualdad muy grande en el mundo salarial en la Argentina.

¿Y una cláusula gatillo ayuda a corregir esas asimetrías?

Obviamente tiene que haber una cláusula gatillo. Porque cuando uno se sienta en la mesa de tratativas lo que busca es no perder poder adquisitivo. Y en los últimos dos años hubo pérdida de poder adquisitivo, algunos perdieron más que otros.

¿Y estas paritarias están contaminada por la discusión de la reforma laboral?

El Gobierno anunció con mucha pompa el tema de la reforma permanente. Vaya a saber uno qué quiere decir esto, no? En principio cuando digo que es menos confiable es porque anuncian una cosa, ejemplo la reforma laboral, y termina sancionando una rebaja de jubilaciones. De modo tal que es obvio que todo esto está ligado. Pero parece ser que no es la legislación laboral la que impide el despegue económico o la llegada de las inversiones. Sino los errores enormes que se están cometiendo en materia social y económica.

¿Qué opina de las últimas declaraciones de Barrionuevo, que dijo que De la Rúa y Alfonsín se metieron con los sindicatos y no terminaron sus mandatos?

Barrionuevo es un hombre que siempre tiene frases altisonantes. Yo creo que hay una ofensiva sobre la estructura sindical. Y es una ofensiva que, me da la impresión, excede al propio Gobierno. Es una ofensiva desde los poderes que hay en la Argentina y que indudablemente ven un escollo a superar en la organización que tiene el sindicalismo. El sindicalismo argentino es uno de los más fuertes de América y es un sindicalismo que tiene una tasa de afiliación muy alta, por lo que es un problema para toda la clase dirigencial y empresaria en la Argentina.

¿Usted cree que está ofensiva la impulsa o la avala el Gobierno?

Y… El Gobierno cuando habla de mafias sindicales por lo menos da un guiño para que haya una formación de opinión pública en contra de los sindicatos. Habría que preguntarse cómo sería el sistema democrático si no hubiera sindicatos en la Argentina.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios