La CABA endurece la cuarentena por el crecimiento de infectados

137

Alberto Fernández confirmó este sábado que la cuarentena se extenderá hasta el 7 de junio y será más estricta en la Ciudad que en las últimas dos semanas.

Horacio Rodríguez Larreta estaba recibiendo la presión del comité de epidemiólogos para cerrar comercios ante el pico de contagios que se produjo esta semana y que ya alcanzó los 400 casos diarios este sábado.

El jefe de gobierno porteño debió ceder a esa presión y restringir los comercios no esenciales en las zonas más transitadas. Por esta razón, en los barrios de Once, Constitución, Retiro y en las avenidas Santa Fe-Cabildo y Rivadavia sólo estarán habilitados los comercios esenciales que estaban exceptuados antes de la última apertura. En el resto de la Ciudad seguirán permitidos los comercios que ya habían abierto desde el martes 12 de mayo.

“Vamos a restringir la actividad en los grandes centros comerciales”, aseguró Larreta, pero se mantendrá el “comercio barrial de cercanía”, agregó. Los permisos de circulación que regían hasta hoy, y que explican en gran parte la mayor cantidad de gente en las calles que se vio en las últimas semanas, van a caducar. “Solo podrán ingresar a la Ciudad los trabajadores esenciales”, aseguró Alberto.

El presidente dijo que “ahora la concentración del conflicto se da en los barrios populares”, por eso se “concentrará la atención en esos barrios, donde vive mucha gente en poco espacio”.  “Vamos a ocuparnos de custodiar muchos barrios populares para que los que tengan que dejar su casa para aislarse o internarse vayan tranquilos”, indicó y pronosticó que “ahora los casos van a subir porque sabemos donde está el virus”. Larreta, por su parte, dijo que “la situación es riesgosa; por favor, no salgan”.

“¿Quién se puede enamorar de la cuarentena? Vinimos a poner en marcha la provincia y de pie la Argentina”,  dijo Axel Kicillof, que otra vez volvió a incluir críticas a la gestión de Vidal en su discurso. la “La infraestructura de salud que estaba muy deteriorada”, señaló.

“La cuarentena va a durar lo que tenga que durar para que los argentinos estemos sanos”, dijo Alberto, con un dejo de molestia: “Que no nos ganen los ansiosos”, agregó.

En el resto del país, la cuarentena seguirá en la fase 4, es decir, de reapertura progresiva con una flexibilización mucho mayor la del Conurbano y Capital, siempre a criterio de los gobernadores. En ese sentido, en algunas provincias empezaron a abrir shoppings y habilitar las reuniones familiares y  casamientos.

Córdoba, que había vuelto a la fase 3 esta semana a raíz de un leve pico de casos, volverá a la fase cuatro, según anunció el gobernador Juan Schiaretti, luego de que este sábado no se detectara ni un solo caso. En Tucumán, que venía sin registrar casos, se anotaron tres esta tarde en la provincia, se trata de tres residentes tucumanos que están en la Ciudad aislados tras ser repatriados del extranjero.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios