La deuda externa creció USD 37.400 millones y los intereses se dispararon un 63%

179

Es el consolidado de las deudas pública y privada. Por la caída de las importaciones, las inversiones y viajes al exterior, se redujo 8% el déficit de cuenta corriente.

El total de la deuda consolidada nacional con el resto del mundo se incrementó 17,2% entre el tercer trimestre de 2017 e igual período de 2018, informó este jueves en Indec. Es decir que en un año, la deuda externa pública y privada subió en 37.470 millones de dólares.

Así, “el stock de deuda externa bruta total con títulos de deuda a valor nominal residual al 30 de septiembre de 2018, se estima en US$ 254.980 millones, US$ 6.222 millones menor respecto al trimestre anterior. Esta reducción se explica principalmente por el efecto tipo de cambio que redujo el valor en dólares de la deuda emitida en pesos, pese a las emisiones netas de deuda. Para el mismo período el monto medido a valor de mercado es US$ 235.629 millones, US$ 8.868 millones menor respecto al trimestre anterior”, detalló el organismo de estadísticas públicas.

Del total de 254.980 millones de deuda bruta al 30 de septiembre, el 62% (158.412 millones de dólares) eran del Gobierno general. Así la deuda pública subió 18% (24.131 millones de dólares) respecto de igual trimestre y la deuda del Banco Central trepó 8,9% interanual (1.348 millones de dólares), pese al desarme de Lebacs comenzado en este trimestre.

En tanto, los intereses de deuda externa total se dispararon 62,8% y ascendieron a 3.131 millones de dólares, 1.208 millones más que en igual trimestre 2017. Estos datos incluso fueron complementados con una serie de gráficos publicados este jueves por el secretario de Finanzas, Sebastián Bausili.

Aun así, la necesidad de financiamiento externo tuvo su segundo trimestre de reducción y volvió a los niveles del tercer trimestre del año pasado, pero se sostuvo todavía en máximos históricos en particular por el concepto de “ingresos primarios” que se disparó 63,2% en el año por la necesidad de cubrir intereses de la deuda externa consolidada.

Es que la corrida cambiaria y la recesión resultantes golpearon fuerte a las importaciones de bienes y de servicios -en particular, de los viajes al exterior-, que cayeron 1.126 de dólares y 863 millones de dólares y otorgaron una variación positiva por 675 millones de dólares, a pesar de que el déficit por ingresos primarios de incrementaran en 1.083 millones de dólares. Así, la cuenta corriente redujo su déficit un 8,2% interanual en el tercer trimestre, según se desprende del informe técnico del Indec de Balanza de pagos, posición de inversión internacional y deuda externa.

“En el tercer trimestre de 2018, la cuenta corriente registró un déficit de US$ 7.591 millones, explicado por los saldos negativos de la balanza de bienes y servicios, US$ 2.913 millones, ingresos primarios, US$ 4.927 millones y por un superávit de ingresos secundarios de US$ 250 millones. La cuenta capital registró ingresos por US$ 43 millones totalizando necesidades de financiamiento por US$ 7.548 millones”, precisó el Indec.

De esta forma las necesidades financiamiento externo se redujeron por segundo trimestre consecutivo luego del máximo histórico registrado en el primer trimestre de este año por 9.623 millones de dólares.

“En el trimestre analizado, la cuenta financiera mostró un ingreso neto de capitales de US$ 7.374 millones. Por efecto de las transacciones de la balanza de pagos, las reservas internacionales se redujeron US$ 12.287 millones en el trimestre”, agregó el Indec.

“El resultado de la cuenta corriente del tercer trimestre de 2018, neto del aporte de la cuenta de capital, generó necesidades de financiamiento externo neto por US$ 7.548 millones, lo cual refleja una disminución de US$ 659 millones, respecto al mismo trimestre del año anterior. En el trimestre analizado, la cuenta financiera registró un ingreso neto de capitales de US$ 7.374 millones, explicado por la venta neta de activos financieros, US$ 2.738 millones, y la emisión neta de pasivos, US$ 4.636 millones”, agregó el Indec.

En otras palabras, los residentes en argentina decidieron dejar de invertir en el país y girar al extranjero 3.276 millones de dólares en la comparación con igual período de 2017 y los extranjeros disminuyeron inversiones por 12.400 millones de dólares. Este valor fue compensado por 14.172 millones de dólares provenientes de los “activos de reserva” del Banco Central en la comparación interanual.

En total las reservas cayeron 12.287 millones de dólares en el tercer trimestre, si se le suman los cambios de paridades entre monedas que implican una caída por 591 millones de dólares, se explica la reducción de las reservas internacionales del Banco Central por 12.878 millones de dólares hasta alcanzar US$ 49.003 millones al 30 de septiembre de 2018. Así, se liquidaron la mayor parte de los 15.000 millones de dólares que el FMI le giró al país el 22 de junio, una semana antes de que comenzara el trimestre.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios