La educación debe ser aconfesional

98

Ante el pedido de la Iglesia Católica de intervenir en el debate por la reforma de la Constitución, la diputada Adriana Díaz (PI-FPV), manifestó su posición al respecto.

“Me parece bien que la Iglesia quiera exponer su postura como siempre lo hacen, no obstante, si hay algo debe de cambiar en pos de tener una verdadera democracia, son todos los artículos que sostienen cultos religiosos interviniendo en la vida pública”.

Díaz, aseguró que “para evitar tensiones entre lo público y lo privado (como lo es profesar un culto) en la reforma de la constitución se tiene que garantizar la laicidad”.

“Entiendo que un Estado laico, es aquel aconfesional, que es independiente de cualquier organización o confesión religiosa y en el cual las autoridades políticas no se adhieren públicamente a ninguna religión determinada ni las creencias religiosas influyen sobre la política pública”, dijo.

“Este mismo criterio debe atravesar todos los puntos de la vida en sociedad que se pretenda regular en el contrato constitucional, como por ejemplo la educación que debe brindar el Estado.

Pues, su principal función es igualar las posibilidades de acceso al conocimiento sin distinción de credo ni religión”, argumentó la legisladora.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios