La sobre oferta de pre-candidatos justicialistas complejizaría el escenario para Intendente de la Capital

1184

El politólogo Eric German analizó que en un hipotético escenario de siete pre-candidatos a intendentes justicialistas por la capital, el ganador de las elecciones primarias deberá enfrentar diferentes complicaciones electorales de cara a las elecciones generales.

Con una distancia ideológica marcada entre los posibles perfiles en competencia, el ganador de las primarias del justicialismo enfrentaría una cierta “misión imposible” de captar eficientemente los votos de los segmentos del resto de los competidores -que queden “fuera” de la contienda de cara a las elecciones generales-, la diferenciación y el contraste del proceso electoral dejarían sus marcas, y lo mismo con el manejo de expectativas “ajenas” con las que deberá lidiar el ganador del primer round electoral.

De mínima el justicialismo debe avanzar en un dialogo interno en el que al menos pueda –consensuar- reducir su oferta política entre dos o a lo sumo tres candidatos con buen posicionamiento electoral, es decir, “medir bien” no solo entre los electores partidarios, sino y principalmente entre los segmentos independientes, lo que técnicamente se denomina “transversalización de la imagen positiva”.

Un hipotético escenario de siete pre-candidatos, donde se cuenta a Dalmacio Mera, Fidel Sáenz, Fernando Jalil, Gustavo Aguirre, Maxi Brumec, Hernán Martel Y Ramón Figueroa Castellano, se comportaría como un “multipartidismo inestable” o mejor dicho, como un sistema “multicandidaturas inestable” con alta fragmentación electoral, y los riesgos que ello conlleva en un escenario tan competitivo para el peronismo como lo es el de la Capital.

Del lado del radicalismo el escenario presente es el contrario, una sub-oferta política sin perfiles definidos en la hipótesis de construir escenarios probables a intendentes, pero sus desafíos, debilidades y fortalezas, serán un análisis para otro momento.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios