La ultraderecha gana las elecciones en Chile y habrá segunda vuelta con la izquierda

118

José Kast y Gabriel Boric desplazaron a los partidos tradicionales y competirán en la segunda vuelta del 19 de diciembre. Un empresario antipolítica que vive en Estados Unidos terminó tercero y será clave.

El candidato de la ultraderecha, José Kast, fue el más votado en la primera vuelta electoral en Chile con 28 por ciento de los votos seguido postulante de la izquierda, Gabriel Boric, con 25 por ciento, confirmando el anticipo exclusivo a LPO que le dio el encuestador Roberto Izikson.

Ambos tendrán que dirimir la presidencia en la segunda vuelta del 19 de diciembre y deberán iniciar conversaciones con las fuerzas que no ingresaron al balotaje. En ese sentido, el candidato del oficialismo Sebastián Sichel que quedó relegado en el cuarto lugar con apenas el 12 por ciento, ya se ofreció a acordar con Kast para evitar «un triunfo de la extrema izquierda».

«Boric tiene más posibilidades de ganar el balotaje que Kast»

El triunfo de Kast es un revés para el Frente Amplio dado que siempre contempló que Boric terminaría primero. Ahora la izquierda deberá acordar con Yasna Provoste, de la ex Concertación, que terminó quinta con el 11,9 por cieto y con Marco Enrique Ominami que logró un sorpresivo 7 por ciento.

Sebastián Sichel, candidato de la coalición de centroderecha que lidera el presidente Piñera, se apresuró a anunciar que buscará llegar a un acuerdo con Katz para la segunda vuelta, para evitar «un triunfo de la extrema izquierda».

Provoste confirmó el apoyo a Boric  frente al «fascismo de Kast» pero aclaró que serán oposición a su eventual gobierno y aprovechó para facturarles la posición neutral del Frente Amplio en los comicios de 2017 que facilitaron el triunfo de Piñera. «Nosotros no hacemos lo que no nos gustan que nos hagan», reprochó.

La gran incógnita es Franco Parisi del Partido de la Gente, un ingeniero que hizo campaña desde Estados Unidos y tiene acusaciones por estafa. Su candidatura se basó en la redes sociales y potenció un exitoso discurso antipolítca que le permitió recibir el 13 por ciento de los sufragios logrando un tercer lugar.

El crecimiento de Kast de los últimos meses se produjo por el corrimiento al centro de Sichel pero especialmente por el discurso de orden frente a la violencia mapuche en el sur y la crisis migratoria.

El mayor volumen de votos para la ultraderecha vino de regiones del interior chileno mientras que Boric se hizo fuerte en la región metropolitana de Santiago.

El Chile violento tiene que acabar, va acabar y que nadie se confunda. La única opción que combatirá el terrorismo y nos devolverá el orden y la paz, es esta candidatura.

Tras conocerse los resultados, Kast habló ante una multitud en las inmediaciones del pintorezco cerro Santa Lucía en Las Condes, bastión histórico de la derecha en donde Kast obtuvo el 45 por ciento de los votos. Allí dijo que «estamos aquí en representación de millones de chilenos que levantan la bandera de la libertad». «Vamos a construir una mayoría en el Parlamento para lograr el orden, la paz y la tranquilidad», agregó mientras sus seguidores gritaban «el que no salta es comunista».

Además, prometió combatir la delincuencia, la corrupción y el terrorismo, en relación a la violencia que se vive en la Araucanía, en donde Kast derrotó a Boric por 30 puntos. «El Chile violento tiene que acabar, va acabar y que nadie se confunda. La única opción que combatirá el terrorismo y nos devolverá el orden y la paz, es esta candidatura», añadió.

En el tramo final de su discurso anticipó el clima de polarización que se vivirá en la campaña electoral que viene y acusó a Boric y el Partido Comunista de «pactar con el terrorismo y querer indultar a los vándalos». «El 19 de diciembre elegimos entre Democracia o Comunismo», finalizó.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios