Larreta le hace un guiño al armado a Monzó y Massot en Córdoba

114

El sector objetó la prórroga de las elecciones del PRO Córdoba dispuesta por Patricia Bullrich.

La interna en el PRO de Córdoba fue suspendida pero las tensiones entre las distintas líneas no aflojan. Otra vez, la casa central del partido con sede en Buenos Aires terminó resolviendo los asuntos locales y fue, justamente, la disposición firmada por Patricia Bullrich la que encendió aún más los ánimos en el distrito mediterráneo.

A horas de la presentación de las listas en el marco de la puja por la renovación de autoridades, el PRO nacional lanzó un comunicado anunciando la suspensión por 15 días “prorrogable las veces que la situación sanitaria lo amerite, de todo proceso electoral interno en el distrito Córdoba”.

La decisión expuso las diferencias y cayó muy mal en el sector de los orgánicos que ya se sentía “ganador” de la pulseada en función a los avales presentados ante la Justicia Electoral. Se trata del espacio “Córdoba Amarilla” que integran el actual titular del partido, Darío Capitani, y los dirigentes Javier Pretto, Oscar Agost Carreño, Gabriel Frizza y Agustín de la Reta, entre otros, quienes a nivel nacional están referenciados en el eje Emilio Monzó – Nicolás Massot.

En medio de la puja interna, esa línea logró una foto con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien en las últimas horas recibió a Pretto. “Los cordobeses no pueden seguir esperando que los dirigentes opositores definamos las fechas para saber quienes conducirán los destinos del PRO. Horacio nos felicitó por el trabajo territorial, él respeta la militancia y la construcción política desde las bases y no desde un escritorio como pretenden algunos”, dijo el ex diputado cordobés.

Desde Córdoba Amarilla aseguran que presentaron más de 8.500 fichas de afiliación (el 62 por ciento del padrón) de las cuales la mayoría fueron de la ciudad de Córdoba donde se mueve el empresario De la Reta, superando así a lo registrado por la diputada Soher El Sukaría, actual presidenta del PRO Capital pero con pretensiones a la conducción provincial.

Con esos avales -que ya fueron puestos en dudas por el sector contrario- el monzoísmo está dispuesto a ir por todo; esto es, pelear por la permanencia a nivel provincial, pero también disputar el manejo en el distrito Capital.

“Sabían que si se habilitaban la interna nos quedábamos con todo. Por eso tuvieron que salir a postergarla desde Buenos Aires. Acá pareciera que el problema es que Macri no quiere que gane Monzó, no aceptan otra cosa que no sea un macrista puro en la conducción del partido Córdoba”, reflexionó una de las fuentes consultadas por LPO.

Al mismo tiempo desde el ala de los “moderados” aclaran que, si bien existe una referencia nacional con el monzoísmo, el PRO cordobés tienen vida propia y rechazan cualquier tipo de intervención de la dirigencia porteña en los asuntos domésticos.

Por eso, apuestan a que en estos 15 días se conforme una mesa de diálogo que permita superar las diferencias y avanzar en un entendimiento con el ala de los duros enrolados con Bullrich a nivel nacional. En ese equipo juegan además de El Sukaría, el diputado Héctor Baldassi, la senadora Laura Rodríguez Machado, y los intendentes Pedro Dellarossa (Marcos Juárez) y Eduardo “Gato” Romero (Villa Allende), como las figuras más destacadas.

Desde el tridente que conforman el ex árbitro y los dos jefes comunales recordaron que, antes de la resolución que tomó el PRO nacional sobre la postergación del proceso, ya venían objetando la convocatoria a las elecciones en medio de la crisis sanitaria que sacude a Córdoba.

“Las reglas no eran claras ni equitativas, por lo que no podíamos avalar un proceso en esas circunstancias. Quienes entienden lo contrario, deberán explicarle oportunamente a la sociedad la obstinación y premura por una elección interna que no permitía participar en igualdad, por las distintas situaciones existentes en los más de 400 municipios y comunas”, dijeron.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios