Más radicales en el gobierno: Sobrino del ex ministro Acuña a Aguas de Catamarca

1131

El sobrino del ex ministro de Obras públicas del FCyS Ing. Juan Acuña sera el nuevo presidente de Aguas de Catamarca, se trata de Alberto Lopez Acuña, primo del futuro ministro de servicios públicos Ing. Alberto Kozicki.

De esta manera, el gobierno que se comenzó a gestar a fines del 2010 y se plasmo en una alianza estratégica entre todos los sectores del peronismo con el objetivo de instalar en el sillón de Avellaneda y Tula a una gobernadora peronista y con ello el regreso del peronismo a la casa de gobierno, de a poco esta idea y objetivo se fue diluyendo con la llegada, primero de quienes había sido parte del Fenca, aliados de la nefasta intervención federal y socios del FCyS y luego, con la llegada de miles de funcionarios de primera, segunda y tercera fila también del gobierno radical que se iba.

Este, más que un gobierno peronista se convirtió en un gobierno de aliados, donde dejan de lado a quienes militan desde hace muchos años y están capacitados para ocupar los espacios de poder que se lo ganaron a fuerza de resistencia en los peores 20 años que vivió el peronismo catamarqueño, pero en cambio las autoridades que se van y las electas prefieren los familiares y aquellos que vienen de una “supuesta oposición” en desmedro de quienes siempre estuvieron y seguramente van a seguir estando.

Cada día que pasa el gobierno se impregna de funcionarios que en las elecciones pasadas y en las anteriores y en las más lejanas trabajaron para que el FCyS recuperara el gobierno, poniendo sus vehículos y fiscalizando las elecciones, pero como ese objetivo no se les dio porque hubo miles y miles de militantes y dirigentes políticos peronistas a lo largo y ancho de la provincia que trabajaron a destajo para garantizar el triunfo del Frente de Todos en los municipios, el gobierno de la provincia y de la nación, son llamados por amigos funcionarios para ocupar espacios que les corresponde pura y exclusivamente a la militancia.

Este no es el único caso de radicales que dejan sus ideales en la mesa de luz por unos meses o años para ser parte del funcionarato, porque quizás como Maximiliano Brumec O Daniel Gutierrez se aprenden la marcha y hacen la V de la victoria y entre tanta confusión pasan desapercibidos y cuando se pierda el gobierno vuelve al comité provincia como si nada pasara.

Mientras tanto los militantes y dirigentes no logran ser atendidos por los nuevos funcionarios como si lo eran en épocas de campaña, ni siquiera les responden un misero mensaje de watshapp, claro están hablando con sus amigos radicales para ver donde los ubican. Que lejos están estos muchachos de ser y parecerse peronistas.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios