Masiva protesta contra el Gobierno: “La cuarentena eterna destruye todo”

93

Lo dijo Patricia Bullrich una de las convocantes a la protesta, que tuvo sus epicentros en el Obelisco, Rosario y Córdoba.

Una masiva protesta contra el gobierno se extendió por el país y tuvo al Obelisco como epicentro. La concurrencia fue similar a la de marchas anteriores e incluyó reclamos por la independencia de la justicia, contra la corrupción y el cepo al dólar, pero pareció prevalecer el rechazo a una cuarentena que en distintas modalidades ya lleva más de medio año.

La protesta, impulsada abiertamente por Cambiemos y en espacial por Patricia Bullrich, se replicó en las principales ciudades del país. No parece casual, los núcleos urbanos son los lugares donde el kichnerismo enfrenta niveles de rechazo más altos. Antes de las concentraciones en lugares emblemáticos como el Obelisco o el monumento a la Bandera en Rosario y el Patio de Olmos en Córdoba capital, desde las redes y en algunos medios difundieron la agenda de la protesta, que incluyó una movilización a la casa de Cristina Kirchner en Recoleta, lo que provocó un nuevo cortocircuito entre la Casa Rosada y Clarín.

Claudio Ferreño, jefe de legisladores porteños de la bancada peronista, convocó a una contramarcha a la Quinta de Olivos para apoyar a Alberto Fernández, pero la policía pidió desalojar al reducido grupo que se concentró frente al portón de la residencia para evitar incidentes.

Recuperada del coronavirus, Patricia Bullrich llegó al Obelisco en auto, acompañada por el bailarín Maximiliano Guerra, una de las nuevas figuras de la oposición.

“Es un grito por la libertad y por la independencia de los poderes”, afirmó Patricia Bullrich, una de las principales promotoras de la marcha. Llegó al Obelisco en auto, acompañada por el bailarín Maximiliano Guerra, una de las nuevas figuras de la oposición.

La ex ministra de Seguridad se repuso semanas atrás de una infección de coronavirus que le demandó varios días de internación. “La cuarentena eterna destruye todo”, aseguró Bullrich.

La mayor parte de los manifestantes fue con una bandera argentina y se vieron pancartas que pedían la renuncia de Alberto Fernández y cárcel para Cristina Kirchner. “Google tiene razón”, “Somos libres”, “Basta de saraza, policía vivos, delincuentes presos”, “Los Fernández fundieron el país, la gente si está sin trabajo” y “Patriotas somos los que producimos”, decían algunos de los carteles. Incluso hubo mensajes contra Nodio, el flamante organismo creado por el gobierno con el declarado objetivo de “combatir” las fake news y los “discursos del odio” que fue denunciado por numerosos medios y periodistas como un intento de censura.

Los líderes liberales Javier Milei y José Luis Espert también se sumaron a la protesta.

 

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios