Presentan el logo del VI Encuentro Diocesano de Niños

24

En el marco del Año de la Espiritualidad de los Discípulos Misioneros, el sábado 29 de junio, tendrá lugar el VI Encuentro Diocesano de Niños de Catamarca, también como preparación inmediata al Año Mariano Nacional 2020, por los 400 años del hallazgo de la bendita imagen de la Virgen del Valle.

Este evento, que todos los años reúne a cientos de niños de toda la diócesis, está organizado por la Pastoral de la Niñez, que, en el 5° aniversario de su creación, presentó el logo identificatorio y su significado.

Palabra de Dios y Eucaristía: Toda espiritualidad cristiana se centra y se alimenta al mismo tiempo en la escucha de la Palabra de Dios y en el encuentro personal con Jesús, Vivo y Presente en la Eucaristía. En el logo, la Biblia y la Eucaristía se unen, no está definido dónde termina una e inicia la otra. Es una misma presencia, una misma Persona, para ser escuchada y adorada. Ambas (Biblia y Eucaristía) son alimento, luz y Vida para el camino del discípulo de Jesús.

Virgen del Valle y Niños: Sobre la Palabra de Dios camina la Virgen, tomando de la mano a los niños, que los conduce a escuchar y vivir de la Palabra de Dios y los encamina a encontrarse con su Hijo Jesús en la Eucaristía, como mandato del Señor a Ella, desde hace 400 años ininterrumpidos en nuestra tierra catamarqueña. Van en una actitud alegre y confiada, segura y constante, pues es la disposición del discípulo que se deja guiar y conducir, animados por el Santo Espíritu, al encuentro con el Señor.

Bandera Argentina: La blancura de la Eucaristía, de la cual se desprende el sol en el medio y el círculo celeste, nos remite a nuestro emblema nacional, la bandera de nuestra Patria. Jesucristo es y deber seguir siendo siempre el centro y la esperanza de nuestra Patria, que se dispone a celebrar el Año Mariano Nacional 2020

Lema: De la cita bíblica del Evangelio de San Juan 6,68, es tomado el lema, cuya frase es de San Pedro, en la Sinagoga de Cafarnaúm, quien expresa al mismo Jesús, ante su pregunta a los discípulos: “Y ustedes, ¿también se quieren ir?”. Pedro responde resueltamente: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes Palabras de vida eterna”. El discípulo de Jesús sabe que solo en Él puede encontrar el sentido profundo a su vida y a su caminar.

Compartir

Comenta Esta Noticia !

comentarios